¡Viva la familia!

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Celebran con caravana, reciben la bendición y piden por las familias desunidas   

Este domingo en México se celebra el día de la familia, la Vicaría Santo Cristo se unió para hacer ruido por las calles de Saltillo y recordar que es en ese núcleo en donde se fomentan los valores como el amor, el respeto, la solidaridad, la unidad, y a vivir en paz, además las familias saltillenses recibieron la bendición en la misa celebrada en la Catedral de Santiago Apóstol.
Miembros de las parroquias San Esteban, Santuario de Guadalupe, Nuestra Señora de Fátima, Espíritu Santo, Santa María, Jesús Obrero, los templos y rectorías Sagrado Corazón, San Juan Nepomuceno, Nuestra Señora del Carmen, San Martín, San Judas Tadeo y Catedral, se reunieron en la parroquia de Jesús Obrero con sus autos o camionetas decoradas en alusión a la familia.
La caravana partió de la colonia Provivienda, el recorrido pasó por La Fragua, Urdiñola, Otilio González, Periférico Luis Echeverría, Abasolo para finalizar por la calle de Juárez hasta llegar a la Catedral donde fueron recibidos por el párroco, el padre Plácido Castro Zamora y el presbítero Guillermo Alvarado, vicario de la Catedral.
Durante la homilía el padre Plácido pidió a las familias pensar en cómo es el trato diario entre esposos, de mamá a los hijos, de padre a hijos, entre hermanos porque de acuerdo a la forma en cómo se hablan, colaboran en el hogar es lo que reflejan como familia.
“Hoy el Evangelio nos dice estas palabras “¿Porque ves la paja en el ojo de tu hermano y no la viga que llevas en el tuyo?, hermanas y hermanos a veces culpamos a la esposa de que no tiene limpia la casa, la comida lista y por eso el esposo busca a otra persona, o se culpa al marido porque siempre llega del trabajo cansado o toma, luego vemos a los hijos metidos en drogas, en alcohol por la falta de atención y desinterés de los padres. Hasta nosotros los sacerdotes nos quejamos de que el Obispo nos regaña, nos dice en lo que estamos mal, pero no asumimos la responsabilidad de cada uno”.
Al finalizar la homilía se pidió que las familias se unieran en círculo y unieran las manos la esposa sobre las del esposo y luego las de los hijos como signo de unidad, los presbíteros Alonso Gaytán, Guillermo Alvarado y Plácido Castro hicieron la aspersión del agua bendita. Posteriormente fueron entregadas las ofrendas por familias de las diferentes comunidades teniendo como signo principal la imagen de la Sagrada Familia.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE