Renovación de votos y bendición de crismas concelebrada por medios digitales

 

Jacobo Ordoñez

jacoboodonez@diocesisdesaltillo.org.mx

Saltillo, Coahuila a 4 de junio del 2020

 

Los óleos que bendecimos el día de hoy, nos hacen partícipes del poder del todo poderoso para promover la creación”

 

En la misa Crismal en la que se consagra el Santo crisma y bendice los restantes óleos.

Con un decreto histórico del 31 de marzo del 2020, la Diócesis de Saltillo trasladó la misa Crismal que regularmente se celebra el miércoles santo con la cual se refleja la unidad del Obispo con su Presbiterio, para la fiesta del 4 de junio, celebración de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote.

La Misa Crismal se celebró a puertas cerradas desde la Catedral de Santiago de Saltillo con la concelebración de vicarios y párrocos a través de una plataforma digital. En ella cada uno de los presbíteros hizo su renovación de promesas de sacerdocio ante el Obispo, para unirse más intensamente a Cristo, modelo de sacerdocio.

 El Obispo de Saltillo Mons. Fray Raúl Vera junto con Mons. Francisco Villalobos y el Vicario General Gerardo Escareño celebraron la misa en la que se consagró el Sanctum Chrisma, el Oleum Infirmorum y el Oleum Sanctum.

Con estos aceites, que son entregados a los sacerdotes de las siete vicarías que integran nuestra diócesis, son ungidas las personas bautizadas y son signadas quienes reciben la confirmación; se preparan y disponen para el bautismo los catecúmenos y son aliviadas las  personas que están en enfermedad. “Los óleos que bendecimos el día de hoy, nos hacen partícipes del poder del todo poderoso para promover la creación”, dijo durante la homilía Monseñor Raúl Vera. Y añadió explicando al Pueblo de Dios, que la misión de toda persona cristiana consiste en ayudar a que las personas crezcan en confianza de sí mismas para que su fe sea madura suficiente para relacionarse con Dios y con el prójimo.

Esta pandemia nos hace modificar la modalidad en la que recibimos los sacramentos, pero no ha hecho que la Iglesia católica deje de estar al servicio y en cercanía con su feligresía. La colegialidad del presbiterio fue posible a través de plataformas digitales y redes sociales. Y los óleos y crismas llegarán a las comunidades más alejadas de nuestra diócesis, respetando las medidas de Seguridad Sanitaria impuestas por el Covid-19.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE