Por tu pueblo eres sacerdote

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Es con tu ejemplo que edificarás al rebaño

José de Jesús Ibarra Herrera fue ordenado sacerdote el pasado jueves 15 de diciembre.

Para la iglesia, que somos todos, siempre es motivo de alegría ver nacer una nueva vocación y lo es aun más cuando ésta se ve cristalizada en la consagración de una vida al servicio de los demás. Hoy la iglesia diocesana cuenta con un siervo más para el pueblo de Dios; José de Jesús Ibarra Herrera fue ordenado sacerdote el pasado jueves 15 de diciembre.

La celebración eucarística dentro de la cuál se llevaría acabo el rito correspondiente y a la que asistieron un gran número de sacerdotes y seminaristas de todo el territorio diocesano tuvo lugar a las afueras de la parroquia del Verbo Encarnado en el municipio de Frontera, Coahuila. A las 18:00 horas el lugar que fue destinado para el evento lucía completamente lleno por amigos, familiares y vecinos de la colonia Occidental a la espera de ver a “Pepe Chuy”, como todos lo conocen, convertido en sacerdote.

Al iniciar la Santa Misa, el obispo de nuestra diócesis pidió a los presentes disponer el corazón para orar por el diácono próximo a ser ordenado al tiempo que se dirigió a el para recordarle que desde el momento de su ordenación adquiere nuevas responsabilidades. “Esta es tu tarea desde hoy: que los hombres y mujeres entendamos el verdadero sentido de la vida humana, para eso estás ; Es por tu pueblo que serás sacerdote. Nosotros también necesitamos de la oración y de la confesión como todos los demás”. Posteriormente el aún diácono fue presentado por el presbítero José David García Rosales, rector del Seminario Diocesano de Saltillo.

Durante la homilía de Fray Raúl Vera López, el mensaje para José de Jesús fue bastante claro. “Mi querido Pepe Chuy, hoy tienes la obligación de ser un buen pastor para tus ovejas, y no eres buen pastor cuando no le robas un tiempo al descanso, ni a tus gustos personales. Cristo dijo a sus discípulos: Velen y oren para no caer en tentación; Jesús nos pide no son poses, lo que nos pide es que nos unamos a su vida, que adquiramos el estilo de vida que el tomó”. Además apuntó que la manera mas sencilla de edificar y sembrar algo en los demás es con el ejemplo.

Su padrino, el presbítero Jesús Pedro Oyervides, le revistió y lo presentó a la comunidad como un nuevo sacerdote.

Ya postrado y luego de confirmar su deseo de pertenecer al orden sacerdotal, Ibarra Herrera escuchó las letanías en las que el pueblo se unió en oración para pedir por su ministerio, posteriormente le fueron impuestas las manos de nuestros obispos y las de cada uno de los sacerdotes presentes. Su padrino, el presbítero Jesús Pedro Oyervides, le revistió y lo presentó a la comunidad como un nuevo sacerdote.

Al final de la celebración, en su primer mensaje como nuevo sacerdote, José de Jesús Ibarra agradeció la presencia de cada persona, en especial a quienes han acompañado su formación dentro del seminario. “Gracias a mi formador, a mis padres que siempre han estado conmigo; le agradezco a Dios por los padres que me dio, ellos han dado la vida por mí. Dios ha puesto personas importantes en mi vida, mi padrino que siempre me apoyó, a todos Dios les bendiga abundantemente”. Luego de recibir las felicitaciones de los presentes, una gran verbena fue organizada por miembros de la comunidad parroquial.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE