La Guadalupana fuerza de los mexicanos

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Como madre Santa María de Guadalupe espera que los mexicanos reconstruyamos su casa, luchando por oportunidades para los niños y jóvenes

Cientos de veladoras fueron ofrendadas a la morenita del Tepeyac

Miles de saltillenses visitaron a Santa María de Guadalupe durante su día, para agradecer favores recibidos y ofrecer sus plegarias, al arribar al templo en el que no cabía ni un alfiler, pues la morenita del Tepeyac recibió muestras de cariño desde el amanecer hasta que cerraron las puertas de su casa.

El programa estipulado para la gran fiesta de la madre de los mexicanos inició a las 6:00 horas con la primera misa, en el desfile de devotos a la Guadalupana durante el día cientos de rosas, veladoras, e imágenes llegaron al recinto que permaneció lleno hasta la última Celebración Eucarística presidida por nuestro Obispo Raúl Vera y concelebrada con los sacerdotes Misioneros del Espíritu Santo quienes están al frente del templo.

La Misa Solemne fue un mensaje de amor, de fe, un despertar de conciencia para los presentes que bajo el manto de Guadalupe se acogieron mientras escucharon la homilía de Monseñor Raúl Vera, al invitarlos a reflexionar sobre la forma de manifestar el amor a la Virgen que como madre de los mexicanos pide que todos construyamos su casa, un México donde reine el amor, la paz, el orden y la justicia.

Hizo hincapié en que nuestra madre vino a México para mostrar a los indígenas que eran explotados, que se los llevaban y dejaban solas a las familias, donde la mujer no sabía cultivar la tierra y por ende morían de hambre, la Guadalupana se manifestó para prestar ayuda, auxilio, compasión, consuelo y defensa, misma que hoy en día debemos mantener como hijos de María.

“A las mamás que ven con dolor cómo sus hijos viven en una sociedad injusta, el Papa nos dijo si ustedes no enfrentan este problema que tiene México, los jóvenes son los que van a parar a las filas del crimen organizado…  Los niños que la mamá es sola y que se va las seis de la mañana y llega a las siete de la noche… Un día en la cárcel un muchacho sicario, le pregunto cómo llegó ahí,  ´Padre desde los cuatro años ando en la calle, y a los seis yo ya tenía trato con ellos’”.

La estrategia de violencia con la que es manejada el país que viene del cambio en las estructuras políticas es la que genera que la falta de oportunidades para niños y jóvenes sea digna, por ello estos sectores son presa fácil del crimen organizado, el cual ofrece una vida económica fácil pero poco a poco acaba con las familias.

Las madres de familia dan gracias a la Guadalupana y en pago de mandas llevan a sus pequeñas vestidos con su hábito

Por ello Fray Raúl Vera pidió a los feligreses que demostraran su amor a la Guadalupana no peregrinando en su día, dándole piropos sino volteando a ver al necesitado, confesar la fe, es decir no quedarse callado ante las injusticias, de ser ciudadanos conscientes de los actos que cometemos en la construcción de las estructuras políticas y económicas, “Si ustedes sabiendo que hay un corrupto que les ofrece un plato de frijoles y van y votan por él, se las van a ver con Dios”.

“María pasó por dificultades por eso es nuestra madre, por eso Jesús al pie de la cruz, a esa mujer que había sufrido junto con él las consecuencias de un mundo injusto, las consecuencias de un mundo desigual y las consecuencias de hablar por la justicia, porque Jesús hablaba por la igualdad entre todos, esa es la razón por la que lo rechazaron”, comentó nuestro Obispo por ello como cristianos al manifestar el desacuerdo con las estructuras que mueven al país corremos el riesgo de ser perseguidos como Jesús y María quien espera que todos nos veamos como hermanos, dejando a un lado el egoísmo, la avaricia, la ambición, porque de nada sirve hacerle piropos en su día, si no vemos al más necesitado en la vida diaria.


Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE