La búsqueda continúa

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Las familias de personas víctimas de desaparición forzada piden búsqueda profesional y que se otorguen recursos públicos

Durante la audiencia las integrantes de FUNDEC sostuvieron las fotografías de sus hijos

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos, el Centro Diocesano de Derechos Humanos Fray Juan de Larios A.C., Open Society Justice Initiative, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU, Gobierno del Estado de Coahuila y USAID a través de la ONU para los Derechos Humanos, realizaron la firma de un convenio de asistencia técnica para fortalecer el método de investigación y localización de personas desaparecidas en Coahuila.

La firma del convenio fue privada, el acuerdo se estableció a propuesta de las familias que integran FUNDEC, quienes han realizado una lucha incansable de sus familiares, se han encargado de tocar puertas y al contar con el respaldo de instituciones internacionales buscan que se profesionalice la búsqueda de personas víctimas de la desaparición forzada o por particulares, no sólo en el proceso de dar a conocer los rostros de quienes desde hace más de 10 años no han regresado a casa, sino también en la identificación y sanción a los responsables.

Posteriormente en la audiencia en la que estuvo presente Fray Raúl Vera, obispo de la Diócesis de Saltillo, el gobernador Rubén Moreira Valdez, quien fue acompañado por el secretario de gobierno Víctor Zamora, y el gabinete de seguridad estatal, representantes de las organizaciones antes mencionadas, giro en torno a un programa de ocho puntos, entre los que destacó el reporte de la identificación de restos humanos.

José Ángel Herrera Cepeda, de la Subprocuraduría de Personas Desaparecidas, detalló el informe de la mesa sub forense la cual ha creado un grupo forense de análisis. «El objetivo es analizar el registro de aquellas personas fallecidas sin identificar y determinar que si dentro de estos se encuentran personas que tengan algún reporte de desaparición, dentro de este camino, fortalecer procedimientos y aplicaciones que debemos realizar, cuando se llegue a esa etapa con observación de protocolos que indique Cruz Roja Internacional y organismos  internacionales», señaló.

A la fecha se han registrado 458 expedientes, mismos que se han creado a partir de la primera etapa del proyecto, la cual se llevó a cabo de enero a agosto de 2015, planteando los objetivos para la ubicación y sistematización de información de cuerpos sin identificar en fosas comunes. La segunda fase comprendió el análisis del Comité Internacional de la Cruz Roja para definir el plan de investigación de cuerpos de personas no identificadas en el periodo septiembre a diciembre a 2015. El tercer periodo de enero a mayo 2016, donde se estableció el plan de implementación de la metodología para la identificación de personas sin nombre en todas las regiones en Coahuila y en el cuarto ciclo que es el próximo a realizarse consta del plan de exhumación, para el cual se hizo un diagnóstico en los panteones y la conformación del equipo de personal y técnico que realizará las exhumaciones.

De los 458 cuerpos sin identificar de 2006 a diciembre de 2014, 83 expedientes están tipificados como prioridad uno sin llegar al perfil genético, es decir que cuentan con identificación de huellas dactilares y datos que aportan a la investigación, en prioridad dos se encuentran resultados negativos de huellas dactilares y la información para poderlos incluir en el sistema AFIS, que no hay diligencias que ayuden a un reconocimiento por parte de las familias.

Nuestro Obispo Raúl Vera conversó con el gobernador previo a la reunión con los miembros de los colectivos

Algunos de los resultados de las indagatorias son: 155 cadáveres masculinos, 15 femeninos, siete indeterminados, seis que no tienen dato. Entre las características de los restos humanos se encontraron 43 con tatuajes.

El empuje que las familias de personas desaparecidas realizan en la búsqueda de sus hijos, hijas, esposos, nietos, hermanos, las ha llevado a lograr que se conforme un grupo especial de investigación pericial, el cual está integrado por 15 criminalistas, tres médicos forenses, seis químicos forenses, cinco odontólogos, un técnico prosector, dos antropólogos, 18 ministerios públicos, 23 psicólogos y dos administrativos, quienes realizaran el plan de exhumación e identificación de los cadáveres, lo cual representa un paso doloroso pero importante para los miembros de las organizaciones y colectivos que buscan respuesta a la desaparición de sus familiares, principalmente contar con la certeza jurídica y especializada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE