Humanitarios con los migrantes

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

La comunidad de Cristo Rey encamina a mujeres y hombres centroamericanos a la Casa del Migrante

090916quintomigrantes1

Los fieles de la parroquia Cristo Rey participó en el Jubileo de la Misericordia para Personas Migrantes

El quinto día del Jubileo de la Misericordia para Personas Migrantes se vivió en la parroquia de Cristo Rey donde el grupo de migrantes que asistió a la Celebración Eucarística y posteriormente participó en la proyección del cortometraje “Migrahambre”, fue recibido muy cálidamente.

El presbítero Mariano de Jesús López Medellín abrió las puertas de la parroquia ubicada en la colonia Guayulera,  “Ciertamente en la comunidad es tráfico de los migrantes, por la Coca Cola, las vías, y muchas veces la gente nos los manda a la parroquia  para darles alimento, apoyarles de alguna u otra forma.  Sabemos y entendemos lo que pasa el migrante y por eso la invitación…los que vinieron se muestran sensibles ante ello, quieren y buscan también hacerse sensibles ante algo de nuestra realidad”, comentó el párroco.

A pesar de ser un sector de concentración de personas que buscan cruzar la frontera con Estados Unidos, la comunidad no está organizada para brindar cobijo a quienes solicitan ayuda, sin embargo se les da alimento y orienta sobre los beneficios que otorga la Casa del Migrante Saltillo a lo que han tenido una buena respuesta pero también se han detectado casos de pseudo migrantes.

“Cuando el migrante no conoce esta casa se le orienta y hay gente de los grupos a los que se les habla para que nos hagan el favor de llevarlos si uno no puede en ese momento. A veces nos damos cuenta que es un migrante que anda en búsqueda de ese apoyo, y hasta dónde es un migrante pirata que está buscando nada más ganar dinero”.

090916quintomigrantes3

Al salir de la celebración repartieron información con folletos ‘En el Camino’

Hace dos años llegó una chica hondureña de 17 años con una niña de cuatro años aproximadamente, “Llorando te cuenta toda su vida, todo lo que ha vivido en este paso y cuando se le dijo de la Casa del Migrante dijo: ‘Si yo busco donde descansar y sobre todo que mi hija pueda descansar’”, recordó el presbítero.

La Santa Misa fue oficiada por el padre Pedro Pantoja, quien narró diversas experiencias sobre mujeres que han llegado a la Casa del Migrante Saltillo e invitó a la comunidad a ver como hermanos a los hombres y mujeres que han recorrido un camino de dolor, hambre e incertidumbre.

Al finalizar la celebración, los fieles se reunieron en el salón parroquial para ver el cortometraje “Migrahambre”, trabajo del saltillense José Luis Elizalde González, quien hace dos años y medio realizó la producción.

La historia del fenómeno migratorio reflejó con testimonios de defensores de Derechos Humanos, la narración de un niño que salió de su país huyendo de la Mara Salvatrucha, un ayuno de siete días por un grupo de migrantes que pedían protección para niños que han desertado de Centroamérica, temas que mantuvieron atentos a los más de 60 espectadores.

Para José Luis Elizalde el interés por difundir la problemática de la migración se dio a partir de un documental que hizo sobre la Casa del Migrante Saltillo, las conversaciones con algunos refugiados marcaron la pauta para crear el cortometraje y presentar desde diferentes puntos el fenómeno que para él ha evolucionado en dos vertientes.

“Antes una gran problemática eran los policías del tren, la gente de seguridad, se han ido sumando los capos, el narco, el crimen organizado…Lo que si veo es mas movimiento, más lucha social, más gente que se está interesando en el tema y más gente dispuesta a ayudar, a criticar o mostrar con lo que puede fotografía, pintura, cine como lo hago yo”.

Su trabajo pretende ir más allá de la sensibilización, aunque fue difícil seleccionar el material al escuchar testimonios fuertes donde la integridad de la persona corría peligro o bien evitar el amarillismo, el mensaje central está dirigido a que las personas que vean su trabajo entiendan la realidad, lo difícil que es estar en un país desconocido, sin familia, sin un lugar a dónde llegar y contar solamente con lo vivido a lo largo del viaje, porque ir en busca del sueño americano se ha convertido en una expresión romántica, mientras que migrar es una cuestión de sobrevivencia.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE