Donde ponemos el Diezmo, ponemos la misericordia

Plan diocesano de pastoral

El Plan Pastoral es la mesa de la familia diocesana donde se sirve generosamente el pan abundante de la misericordia para una multitud de hermanos y hermanas: personas en migración, personas en prisión, personas vulneradas en sus derechos, familias de las personas desaparecidas, parroquias necesitadas, sacerdotes enfermos…

El Plan pastoral es también la mesa donde se sirve el pan abundante del Evangelio« ¡Ay de mí si no anunciara el Evangelio!» (1Co 9,16).

La tarea de evangelizar implica capacitación de muchos agentes pastorales, formación sistemática de los sacerdotes, construcción de los espacios adecuados para la educación en la fe, recursos para la difusión del mensaje cristiano.

Tu DIEZMO hace posible tener bien servida la mesa del Evangelio y la mesa de la Misericordia.

La medida del amor marca la medida de tu corazón. Y el corazón se mide por el dar y el compartir con generosidad, con humildad y con alegría.

El Diezmo es una muestra de fe, agradecimiento y compromiso, entregando al menos un día de salario o un día de ingreso anual.

osidad, con humildad y con alegría.

El Diezmo es una muestra de fe, agradecimiento y compromiso, entregando al menos un día de salario o un día de ingreso anual.

Con mi ofrenda generosa demuestro mi fe y doy gracias a Dios, ayudando a cubrir las necesidades básicas de la Iglesia:

Formación de catequistas

Niños atendidos por catequistas

Comisiones diocesanas

formación permanente de sacerdotes

Apoya a infraestructuras y equipamiento de parroquias.

Para los hermanos que viven en situaciones más críticas a través de la Pastoral Social (migrantes, derechos humanos, pastoral penitenciaria, Caritas).

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE