Charlan familiares de desaparecidos con estudiantes

Esmeralda Sánchez

esmeraldasanchez@diocesisdesaltillo.org.mx

Les sensibilizan sobre este crimen de lesa humanidad

 

010916Fundec

Empezamos siendo cinco familias y buscando a 21 personas: Lourdes Herrera, integrante de FUUNDEC-FUNDEM

Con la esperanza de que este encuentro con diversos sectores de la sociedad les permita continuar en la sensibilización y principalmente encontrar a sus seres queridos, familias integrantes de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México realizaron foros de charla directa; uno de ellos tuvo lugar en la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Coahuila, donde un nutrido grupo de jóvenes asistió y escuchó de viva voz de los afectados la realidad de las desapariciones en la entidad y en el país.

Los jóvenes mostraron su solidaridad con las familias y les exhortaron a continuar en lucha pues dijeron estar conscientes de que son ellos quienes muestran lo que está pasando con esta tragedia humanitaria, mientras las autoridades estatales y federales se empeñan en minimizarla.

En el foro, los familiares relataron sus historias pero además dieron datos duros a los asistentes y les aclararon que no desean su lástima, sino su acompañamiento y que les ayuden a encontrar a sus seres queridos desaparecidos, pues esta situación va en incremento y puede afectar a cualquier familia, “nosotros no queremos eso, no queremos que haya un solo desaparecido más”, expresó Lourdes Herrera, madre de Brandon Esteban Acosta Herrera, desaparecido el 29 agosto de 2009, junto con su esposo Esteban Acosta Rodríguez y dos de sus cuñados Gualberto y Gerardo Acosta Rodríguez.

Explicó a los jóvenes que su lucha empezó con apenas cinco familias en la búsqueda de 21 desaparecidos en la entidad en octubre del año 2009, cuando acudieron con Fray Raúl Vera López y éste les mostró su solidaridad y comenzó con ellos este proyecto de organización que hoy da asistencia a familias que buscan a 380 personas desaparecidas, todas coahuilenses. Recordó que al iniciar sus marchas, “a muchas de nuestras familias las revictimizaron diciendo que por algo habían desaparecido a nuestros hijos, nos decían que cuánto nos habían pagado por estar manifestándonos”.

Luego de siete años de labor incansable, las familias han logrado que la Secretaría de Gobernación en voz de la Subprocuradora de Derechos Humanos Lía Limón, aceptara luego de la presión mediática que las cifras oficiales superaban los 28 mil desaparecidos, no obstante se calcula por parte de los colectivos y en base a datos oficiales que señalan 12 desaparecidos a diario en el país, que existe una “cifra negra” de quienes no denuncian y el número real puede ser de hasta 50 mil, expresó Diana Iris García, madre de Daniel Cantú iris, desaparecido en Ramos Arizpe el 21 de febrero de 2007.

Mireya Villarreal, madre de Mireya Villarreal, madre de Luis Lauro Cantú Villarreal y Jorge Arturo Cantú Villarreal, desaparecidos el 15 de junio del 2010, pidió a los jóvenes cuidarse y no fiarse de las autoridades pues es ella misma quien los puede desaparecer, aseguró que así ha ocurrido en más de una ocasión, con “este mounstro que tenemos por gobierno”.

010916fundec2

Mireya Villarreal pidió a los jóvenes: no se fíen de la autoridad porque es la misma autoridad la que los puede desaparecer.

Diana Iris García expresó que las familias han transformado su dolor en fuerza y es por ello que han logrado que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos solicitaran un informe a México sobre esta realidad y la generación de una ley, misma que el Estado Mexicano se comprometió a tener en febrero de este año pero aún no se ha discutido; aclaró que esta ley ha sido también resultado de la experiencia de las familias.

Lourdes Herrera añadió que toda la investigación en torno a los casos procede en su mayor parte de las propias familias pues es un hecho que la justicia no alcanza a los desaparecidos en el país y el gobierno mexicano no tiene ningún interés en resolver los casos. Mientras tanto, los colectivos siguen organizándose y en el caso de Fuundec – Fuundem, ya se cuenta con un programa de atención que ha surgido de los propios familiares.

María Eugenia Arriaga, acompañante del colectivo, exhortó a los jóvenes a acercarse y conocer más a fondo la situación, pues actualmente en todos los estados del país existen organismos que trabajan en la búsqueda, “porque en todos los estados hay denuncias y esto sigue incrementándose”.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE