Celebran Jubileo Juvenil de la Misericordia

Adalberto Peña/Reportero/adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Jóvenes se preparan para llevar el mensaje a sus comunidades.

JUJUMi2

Participantes de la Parroquia de Nuestra Señora de Atocha.

Con la participación de jóvenes provenientes de distintos lugares de nuestra diócesis, se llevó a cabo el Jubileo Juvenil de la Misericordia (JUJUMI) con el objetivo de hacer partícipe a la juventud en el año santo, proclamado por el Papa Francisco en el 2015.
Un grupo de laicos que conforman el equipo diocesano de la pastoral juvenil, apoyados por un grupo de seminaristas y de la mano del presbítero Jesús Galeana prepararon durante seis meses el encuentro en el que los participantes convivieron en fraternidad y por medio de charlas escucharon el mensaje central del jubileo:  Anunciar con alegría el evangelio.

Divididos en pequeños grupos, la juventud reunida en este evento participó en cada charla y dinámicas con entera disposición, además de externar su punto de vista en diferentes plenarios organizados por la Comisión Diocesana de Pastoral Juvenil.

Lo contrario a la misericordia

En la primera charla impartida a los jóvenes, retomando el evangelio de San Lucas, se habló de la historia de un hombre rico y el pobre Lázaro

JUJUMi1

Jóvenes disfrutaron del JUJUMI a cada momento

“Misericordia es tener el mismo corazón, tener el sentido de compasión por el otro, de compadecerme, de poder salir de mi mismo para poderme dar al que está necesitando de ese cariño y afecto que no tiene. Básicamente es el desplazamiento voluntario que tengo que hacer cuando veo el sufrimiento de la otra persona” señaló Alán Santos, uno de los expositores.

“Un católico por naturaleza debe ser misericordioso” advirtió al mencionar que todos alguna vez se han sensibilizado con alguna situación en la sociedad actual, aclarando que no debe quedarse en un sentimiento sino que debe pasar a la acción voluntaria del ser para ser solidario con los más débiles.

“Lo contrario a ser misericordioso es la soberbia, la indiferencia, el egoísmo, lo que no nos permite acerca
rnos con aquel que necesita de la acción salvadora de Jesucristo” pronunció al invitar  a los jóvenes a actuar por los pobres, por los necesitados y por aquellos que han sido violentados.

¿Pecador yo?

Hablar del pecado, es hablar de muchos elementos, sin embargo es importante recordar que de esa condición como seres humanos, nace la misericordia de Dios y fue en la segunda charla del día cuando este tema llevó a los jóvenes a asumir un compromiso de hacer un examen de conciencia, recordando las veces en que se ha podido ser compasivo y se ha pasado por alto.

“debemos tener claridad de donde surge el pecado, para desde la raíz evitarlo. La inteligencia nos hace encontrar la verdad de las cosas, la voluntad nos hace siempre buscar el bien, lo que es bueno para nosotros y la libertad, nos la concede Dios para elegir aquello que es bueno para nosotros” afirmó Mario Alberto Valerio, expositor del tema.

JUJUMi3

Seminaristas y laicos trabajaron para preparar el JUJUMI

Con esta plática se invitó a los participantes a buscar el sacramento de la reconciliación, como parte del encuentro de misericordia que se tiene con el padre.

Al finalizar los plenarios, los invitados a este encuentro tuvieron una hora de adoración ante Jesús Sacramentado en la que consagraron a Dios el trabajo que la pastoral juvenil hace por y para los jóvenes.

Para finalizar la jornada del primer día de actividades del JUJUMI, los organizadores prepararon una noche mexicana en donde la convivencia continuó en total armonía.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE