Cara a Cara

Brenda Delabra /Reportero/ brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Jóvenes de la Vicaría Patricio Quinn se encuentran a sí mismos

Una gran tarde vivieron más de 300 jóvenes de Saltillo al asistir a la décimo primera edición del “Encuentro Cara a Cara” en las instalaciones del Gimnasio Municipal.

12

Jóvenes abren su corazón y se encuentran con Jesús por medio de la Eucaristía

Bajo una lluviosa tarde los participantes de Vacaciones con Jesús, provenientes de las Parroquias San Alfonso, Nuestra Señora de Atocha, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Santa María Goretti, San Patricio, el templo Santa Teresita del Niño Jesús y Jesús de Nazaret vivieron una intensa jornada donde los sentimientos estuvieron a flor de piel.

Los chicos que integran el grupo de Pastoral Juvenil dieron la bienvenida en conjunto con el padre Erasmo Treviño, asesor y promotor del encuentro, quien los invitó a disfrutar el momento, además de compartir experiencias para enriquecer la vida espiritual.

El momento esencial fue el mensaje que el presbítero Vicente Eliamar Vega dio a los congregados, interactuando para hacer entender a los jóvenes el significado de la Misericordia, desde la perspectiva individual.

“Misericordia ( misericordare), dar el corazón al miserable, y quien es el miserable, alguno que tenga una miseria, una carencia y yo pregunto ¿aquí hay un miserable?, ¿aquí hay alguien que tiene necesidad de cualquier cosa?, ¿aquí hay alguien con necesidad de Dios?”, entonces aquí hay un miserable levanten la mano”, invitó el cura Vicente Vega.

Aceptando los chicos la necesidad de sentir un cambio en su vida, de reconocer los errores cometidos, la serenidad fue transformando sus rostros, pues durante la charla se abordaron temas como relación padres e hijos, noviazgos dependientes, aborto, desvalorización de la vida, depresión, esto llamó a recapacitar a los jóvenes.

“Cuando te acercas a ser perdonado por el señor, cuando te acercas a ser abrazado por su misericordia, con él comienzas de nuevo”, pronunció el padre Vicente Vega, tras este encuentro consigo mismos, el presbítero Erasmo Treviño ingresó con El Santísimo inició así la hora Santa.

Acto en el que los más de 300 jóvenes se unieron en oración, buscaron el perdón a través de la confesión y abrieron su corazón a la transformación interior para ser mejores personas cada día. Fue así como el objetivo de encontrarse ‘Cara a Cara’ con Jesús resultó una experiencia de misericordia interior.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE