Ya no sean esclavos

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

27 de mayo de 2018

Confiesen la fe actuando para combatir la desigualdad que generan las estructuras económica y política

Confesar la fe es actuar con amor y la verdad. Foto: Brenda Delabra

En la solemnidad de la Santísima Trinidad, Monseñor Raúl Vera hizo el llamado a los fieles que participaron en la misa dominical celebrada en la Catedral de Santiago Apóstol, a confesar su fe haciendo el bien y eviten ser parte de la corrupción que aqueja al país, principalmente en este periodo electoral.

Luego de explicar la figura que conforma la Santísima Trinidad, donde Dios  Padre, el Hijo que se hizo hombre y murió por la humanidad, resucitó y devolvió a la amistad con Dios a su pueblo, la manifestación del Espíritu Santo que vino a conformar la obra de Jesús al dar fortaleza a los apóstoles para comprender el Evangelio y predicar en nombre de Jesús, el Obispo Dominico recordó a la feligresía la importancia del amor, “Jesús nos dijo ámense unos a otros”.

Bajo este mandamiento es conforme la humanidad debe actuar, pues tal parece que se ha olvidado el mantener un orden social en donde todas las hijas e hijos de Dios sean tratados con dignidad, tarea que para las y los bautizados debe ser prioridad en aplicar desde los hogares hasta extenderla a la comunidad.

“Es incomprensible que nosotros siendo cristianos demos como un hecho la desigualdad social que se ha creado por las estructuras políticas y económicas que lo han creado. Nosotros que creemos en Dios deberíamos entender que debemos luchar y trabajar porque esta desigualdad entre nosotros desaparezca… Dios es comunión de personas, nos obliga a entender la comunión porque todos somos hijos del mismo Dios, Padre Hijo y Espíritu Santo tiene hacia nosotros una acción, el padre es quien tiene la divinidad, su flujo creador sobre nosotros, pero ese flujo creador pasa por el Hijo que es el que tiene y refleja el proyecto arquitectónico de la creación, todo el proyecto de lo que es la naturaleza humana de lo que es el cuerpo y alma, para que se conserve nos dice ámense unos a otros, cuídense, respétense, procúrense unos a otros, todo esto es el amor”.

Pero el amor debe manifestarse en obras, en acciones como las de Jesús en su tiempo que a pesar de ser  juzgado y vivir la muerte en la cruz, llevó a cabo para devolver la dignidad al pueblo.

“Quienes hemos recibido el Espíritu de Dios ya no somos esclavos, somos personas libres es lo que nos quiere decir San Pablo, el espíritu de Dios nos devuelve nuestra verdadera identidad humana, personas libres de pensamiento y que razonan con la verdad y simplemente se mueven al bien verdadero”, destacó.

En torno a la situación que se vive en México se refirió a que la distribución del pan debe ser equitativa para todos, que la riqueza del país sea para sus habitantes y no para los bolsillos de unos cuantos que votan por leyes que despojan de los recursos materiales al pueblo de Dios.

Ejercer un derecho cívico es parte del deber cristiano para conformar un sistema de justicia. Foto: Brenda Delabra

“El hombre viene a continuar el proyecto creador de Dios construir en esta tierra, con todo los seres humanos con dignidad, con todos los seres humanos a tener acceso al pan, pero pan suficiente, no el pan acumulado en las fortunas de todos estos, esto es lo que quiere decir ‘toda palabra que sale de la boca de Dios’,  quiere decir que todos tenemos una misión en la tierra y esa misión consiste en construir la sociedad humana con instituciones en los que se refleje el amor, en los que se refleje la justicia, en los que se refleje el verdadero sentido de la vida humana.

No robando y mintiendo, y menos corrupción estamos en el momento en que tenemos que saber que tenemos qué hacer en el momento de ir a votar. Y no votar porque hay es mi compadre porque le va a dar trabajo a mi hijo y vas y metes otra vez al que robó al pueblo solo por interés propio… Fíjate bien lo que vas a hacer.  Vayan a votar y también les digo que no vayan a aceptar dinero para hacerse ausentes de la casilla que les asignaron porque también están haciendo eso, antes solamente se compraba el voto y ahora es una noticia que recibí a través de las redes sociales que están dando 5 mil pesos entonces, es cierto, si te dicen tome dinero y no se presente a la casilla, una manera de corromper  hoy las votaciones es comprar a los funcionarios de casilla para que no se presenten”.

Confesar la fe es el deber de las y los bautizados, reflexionemos el sentido que le vamos a dar a nuestro país, a la riqueza natural, a la vida que vamos a heredar a las nuevas generaciones quienes están padeciendo ya los estragos de un sistema que los priva de oportunidades.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE