Y no son mis discípulos, son mis hermanos

 

Brenda Delabra

27 de julio de 2019Saltillo, Coahuila.

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Jesucristo nos asocia a construir el proyecto del reino para todos

 

Con aplausos fue recibida la imagen del Santo Cristo. Fotografía Brenda Delabra

Con gran fervor el Pueblo de Dios participó en la Santa Misa previa al descenso de la imagen del Santo Cristo de la Capilla, imagen que cumple 411 años de estar en Saltillo, ciudad en la que se ha vuelto una tradición vivir el novenario del 28 de julio al 5 de agosto.

A las 9:00 horas dio inicio la Celebración Eucarística presidida por Monseñor Raúl Vera López, concelebraron el párroco de Catedral, el  padre Plácido Castro Zamora, los vicarios, Guillermo Alvarado, Alonso Gaytán y Humberto García, los padres de la Orden de Frailes Menores de la rectoría de San Francisco de Asís.

Nuestro Obispo pidió a la feligresía centrar la mirada en el Santo Cristo, reconocer humildemente las fallas personales, ver en él la compasión y misericordia que practicó en su paso por la tierra en donde se le dio la muerte de cruz por manifestarse en contra del Imperio Romano. Cuando fue presentado a Poncio Pilato y éste lo cuestionó, Jesús respondió: “He venido para ser testigo de la verdad, la verdad en el sentido de la vida de esta tierra que explica la vida del hombre y del universo, el creador del hombre, de esta tierra vine para ser testigo de la verdad”.

Pilato aceptó la mentira a cambio del poder, dando la muerte más humillante a Jesús, que fue compasivo con los leprosos a quienes curó, al ciego de nacimiento, el tullido curado en su nombre. “Cristo vino a cambiarnos la vida, el día de hoy nosotros esos males los podemos enfrentar gracias al avance de la ciencia, aunque no todo lo podemos curar… Jesús vino a volvernos nuestro poder. Nosotros por el pecado hemos hecho lo que hemos hecho, el día de hoy existe el suficiente alimento para que todos los hombres tengan que comer, y sin embargo mueren muchos de hambre, porque el pecado del ser humano es que concentran el poder del dinero, el poder político lo concentran en unos cuantos egoístas. Siempre señalo el miserable salario mínimo que la gente, aunque trabaja apenas tiene para vivir”, dijo el Obispo en la homilía.

La muerte de Jesús en la cruz volvió la dignidad a todas y todos como hijos de Dios por ello estamos llamados a construir el mundo como iguales, lo cual se logra a través de una relación fraterna, “Somos hermanos, pero tenemos que reconocer la igualdad que significa ser hermanos, tenemos que dejar de estar pensando que por ser el dueño de la empresa soy más que ese obrero que viven en barrancas que pueda a ver qué hace con el salario mientras yo el empresario puedo vivir en palacios y comer con lujo. Yo soy diputado tengo un hueso en donde yo soy más que tú y puedo engañar, puedo mentir, puedo usar los bienes que son del dominio público para repartírselos a manos llenas a mi familia.

Cientos de fieles acuden para venerar y adorar al Santo Cristo de la Capilla. Fotografía Brenda Delabra

Ojalá que salgamos de aquí convencidos de crear un mundo de hermanas y hermanos donde todos tengamos dignidad, donde todos tengamos derechos, un espacio donde nadie es menos por su color, nadie es menos por su origen, nadie es menos por el sector de población en donde esta”.

Al finalizar la Eucaristía, los Caballeros del Santo Cristo con el sonar de las campanas y el canto “Venid pecadores”, esperaron al descenso de la imagen de su camerino para presentarla a quienes, entre aplausos, llanto, súplicas esperaban venerarlo de cerca. Mañana inicia el novenario con misas cada hora a partir de las 5:30 a las 12:30 por la tarde de 18:00 a 20:00 horas, a las 17:00 horas el rosario y bendición con el Santísimo Sacramento.

 

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE