“Vivamos con amor en la familia”

Arturo Zuazua Hernández

arturozuazua@diocesisdesaltillo.org.mx

Mujeres embarazadas, y abuelitos tienen misa especial en el novenario al Santísimo Cristo del Ojo de Agua

Futuras madres de familia acudieron con fidelidad a la misa de acción de gracias que se realizó por ellas Foto: Arturo Zuazua

El pasado 5 de septiembre del presente año se desarrolló una misa por todas las mujeres embarazadas y abuelitos de la comunidad del Ojo de Agua, esto dentro del marco de las festividades religiosas y culturales del novenario al Santísimo Cristo del Ojo de Agua, cuya celebración estuvo a cargo del sacerdote Fernando Liñán.

Acompañados de sus familiares abuelitos, abuelitas y futuras madres se dieron cita en esta su celebración, en donde escucharon con atención la homilía que el presbítero dirigió hacia ellas, donde les dijo: “El Papa Francisco nos dice que en un mundo tan dividido encontramos en la familia un modelo, la familia es un tesoro maravilloso y cuando dos familias completamente distintas se unen hacen nacer a un ser humano, esto también es maravilloso”.

A las mujeres que próximamente serán mamás les comentó que Dios ha confiado en ellas para hacerse cargo de una creatura que tendrá que conocer el sacramento de la vida, “Sin embargo hoy en día en las familias hay un notorio distanciamiento de los papás, que en muchas de las ocasiones es por el trabajo y muchas otras por estar en la televisión o en las redes sociales, necesitamos padres más comprometidos y menos ausentes”, les comentó el presbítero.

“Debemos tener padres más comprometidos y menos ausentes” Foto: Arturo Zuazua

Señaló además que el amor tan inmenso que los padres tienen por sus hijos nunca se va a poder pagar, pero hoy en día es triste ver que cuando los padres necesitan de sus hijos, estos brillan por su ausencia. Refirió también que México es el país que peor trata a sus abuelos por tan míseras pensiones que reciben de parte del gobierno.

“El testimonio de amor del Santo Cristo yo lo veo en las abuelitas y abuelitos que han dado todo por la familia, a los hijos hay que enseñarles a ver y cuidar a sus abuelos, las familias maduras deben ayudar aquellas que más lo necesitan, es una escuela de comunión que debemos valorar, que Dios premie a todos aquellos que serán padres”, recalcó.

Al final de la Celebración Eucarística y mediante la aspersión del Agua Bendita, el sacerdote Fernando Liñán bendijo a todos los abuelitos y abuelitas y futuras madres de la comunidad del Ojo de Agua.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE