Uniendo fuerzas

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

La comunidad de San Antonio de las Alazanas trabajó para concretar los proyectos de ampliación en su parroquia 

Representantes de las 20 comunidades que conforman la parroquia estuvieron presentes Foto: Brenda Delabra

Una mañana gélida, sábado de catecismo y un día especial para los files que pertenecen a la parroquia San Antonio de Padua ubicada en San Antonio de las Alazanas, al ver cristalizado el objetivo que en conjunto el Pueblo de Dios tuvo para edificar la nueva oficina y sacristía del templo.

Una gran cantidad de pequeños y pequeñas que llevan la catequesis como  preparación para recibir los sacramentos de la primera comunión y confirmación, también estuvieron laicos, mensajeros guadalupanos, bienhechores para vivir la celebración de bendición e inauguración de la obra en la que aportaron los fieles de las 20 comunidades que conforman el territorio de la parroquia de San Antonio de Padua.

En la celebración de la palabra, el padre Felipe Martínez hizo hincapié en la unidad que las comunidades mostraron para edificar la sacristía y oficina, siendo proyectos materiales que dan muestra de una fe firme.

“Podemos ver un block o un adobe, arrumbados, sueltos, no nos servirán de mucho, sin embargo si ese adobe se une a otro, y a otro y a otro pueden llegar a formar una casa, un edificio, pueden ir embonando un adobe, un block ,una piedra. Cuando se van acomodando van uniendo fuerza, hoy con esta bendición, con esta gratitud nos ponemos en la presencia del Señor y así como dice el salmo, si el señor no construye la casa, en vano se cansan los constructores, le pedimos al Señor que con su gracia nos ayude a construir la vida”.

Las puertas están abiertas para el pueblo de Dios Foto: Brenda Delabra

Explicó metafóricamente a los fieles congregados la forma en que nuestra vida debe ser nutrida espiritualmente, pues no somos máquinas que funcionan con bienes materiales, “Cuando tenemos un teléfono celular le podemos meter saldo, lo podemos meter en un plan y puede funcionar, si a la camioneta, si al carro se le acaba la gasolina, le ponemos más gasolina y vuelve a arrancar. Nuestra vida no está en un plan, en ninguna telefonía y no depende de la gasolina de la roja  o de la verde. Nuestra vida se fortalece con la gracia de Dios, hoy con esta celebración, con esta bendición agradecemos lo bueno que ha sido el Señor con nosotros, de manera especial porque nos ha dado la vida, imagínate que estuviéramos dando un peso, diez pesos por cada respirada, pero el señor es bueno, es grande y nos ama y nos ama tanto que nos da la vida y nos llama a vivirla, a edificar no a desplomarla ni a destruirla”, comentó el padre Felipe Martínez

Posteriormente el párroco Octaviano Martínez llamó al acólito Cristian Luna Valdez, para que en representación del Pueblo de Dios hiciera el corte del listón inaugural, luego el padre Octaviano hizo la oración y bendición con la aspersión del agua bendita.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE