Un pastor entregado

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

2  de abril de 2019

Saltillo, Coahuila 

El cariño que la feligresía muestra al Obispo Emérito es correspondido al cumplir 70 años en el orden sacerdotal

Cumplir 70 años de sacerdocio es una gran bendición para el Obispo Emérito Francisco Villalobos Padilla. Fotografía: Brenda Delabra

El Obispo Emérito de la Diócesis de Saltillo, Monseñor Francisco Villalobos Padilla celebró su LXX Aniversario Sacerdotal con una misa en la Catedral de Santiago Apóstol, fue acompañado por el Arzobispo de la Arquidiócesis de Monterrey Monseñor Rogelio Cabrera López, el Obispo Auxiliar Heriberto Cavazos Pérez, el Obispo de la Diócesis de Piedras Negras, Alonso Garza y Monseñor Raúl Vera López.

Como es costumbre Monseñor Francisco Villalobos Padilla celebró a las 12:00 horas, este día fue especial al dar gracias por 70 años de sacerdocio, además los presbíteros José Guadalupe Tiscareño Márquez, José Raúl Bonnafoux Gómez y Jorge Raúl Sabás Sepúlveda Castro se sumaron al festejo por sus 50 años de ministerio sacerdotal, fueron acompañados por sacerdotes y el Pueblo de Dios al que han servido en esta Diócesis.

En la homilía nuestro Obispo Emérito agradeció por el don de la vida, la vocación y recordó que fue ordenado sacerdote en el marco de las bodas de oro sacerdotales de su Santidad Pio XII en 1949.

“Les agradezco su presencia y participación porque es algo que nos involucra a todos, es el designio de Dios que Él mismo ha manifestado a la humanidad, la fe es una virtud por la cual nosotros percibimos, reconocemos que Dios no solamente existe y llama, que reconozcamos con Él una intima y profunda comunión de vida y amor…Dios concede a la humanidad dignamente que algunos de nosotros estemos integrados en esa gran familia al servicio del Evangelio, de la predicación, de la verdad, del amor, de la misericordia, de la justicia y que contribuyamos así con el plan de Dios para que en el mundo vaya construyéndose, desarrollándose y madurando la sociedad como la gran familia de Dios que quiere hacer presente en la historia y en el mundo”.  

Posteriormente nuestro Obispo Raúl Vera López dio lectura al documento emitido a través de la Nunciatura Apostólica, donde el Papa Francisco imparte la Bendición Apostólica al Obispo Emérito, y destacó que también hay un documento para los sacerdotes que cumplirán 50 años de ordenación sacerdotal.

Los obispos invitados ofrecieron la

Fieles que recibieron como Obispo Auxiliar a Monseñor Villalobos participaron en la misa, así como sacerdotes de las diócesis cercanas. Fotografía: Brenda Delabra

comunión a la feligresía que participó en la Santa Misa, la cual finalizó con el mensaje de Fray Raúl Vera López O.P., a su hermano Francisco como siempre lo llama.

“Son muchos años Monseñor, no se puede esconder una palabra, creo lo que refleja tu corazón, lo que refleja tu mente es una visión muy amplia de la Iglesia. Que tu vida pastoral la conformaste cuidando todas las porciones del pueblo de Dios que construimos la Iglesia. Yo me imaginaba como si fueras inspirado por la tilma de Juan Diego en donde nuestro Señor plasmó, tejió con mucha finura la figura de la Virgen María, nuestra Madre de Guadalupe y con mucha delicadeza ahí en la construcción de una Iglesia como tú la has aprendido a construir ya a la luz del Concilio Vaticano II de esa manera como María Santísima se quiso quedar nos atrae su ternura, su dulzura, su mirada que el Papa nos pidió que nos sintiéramos acogidos en su mirada, Él nos pidió que nos sintiéramos observados y contemplados por ella, así tu trabajaste porque la Iglesia de Cristo conformada en ese espíritu y todo el el concilio vaticano II a través de los padres conciliares atrajera a muchos”.

Reconoció el trabajo pastoral con los obreros, campesinos del semidesierto, desierto, con las personas que construyeron el entramado político, con quienes construyeron una economía en el estado. “Tu palabra reflejó la abundancia de lo que siempre conformaron las preocupaciones que en tu corazón abrigabas, y desde esa perspectiva supiste construir una Iglesia de hermanos, una Iglesia en la que nos apreciáramos todos, una Iglesia en la que todos tuvieran un lugar que nadie faltara . A través de los años que llevo aquí no han faltado anécdotas que me han ayudado mucho de lo que tu tuviste que pasar, de lo que tu tuviste que construir, no solamente este servidor tuyo sino todos los que estamos aquí y que conocemos tu generosidad, tengo un hermano, tengo un Obispo que a la par de mis preocupaciones me ha ayudado a construir esta Diócesis, desde que llegué aquí y admirablemente significa como dice San Pablo: nuestro cuerpo también se desmorona un poco pero tú sigues y te sigues manteniendo en un trabajo extraordinariamente ejemplar”.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE