Un ánimo inquebrantable

Saúl Esquivel García

saul.esquivel@diocesisdesaltillo.org.mx

13 de septiembre de 2018

Parras de la Fuente, Coahuila.

 

A sus 40 años José Suárez, sacerdote jesuita, está lleno de experiencia.

 

Infancia de José Suárez Trueba (1984). Foto del archivo de José Suárez Trueba.

Nacido el 1 de mayo de 1978 en la capital mexicana, José Suárez Trueba, es el menor de cuatro hermanos y único varón en una familia llena de profesionales en el ámbito de la química. Sus padres José Federico Suárez De La Torre y Cecilia Trueba Jiménez le brindaron una infancia con acercamientos a una vida católica, ya que eran muy devotos de la iglesia.

Sus primeros años de vida los vivió en la delegación Xochimilco de la Ciudad de México, en un ambiente económico sin lujos y con lo suficiente para satisfacer las necesidades del ser humano.

“De niño era bonito y rellenito, era deseado”, comenta sobre una etapa temprana de su vida, en la que a las personas les gustaba cargarlo y acariciarlo por el aspecto que tenía y lo agradable que era. Una niñez llena de sobrenombres, tales como el “cachetes” que se le otorgó durante su estancia en la primaria, además de “grillo” en la secundaria, debido a su nombre y a que el personaje de Pepe el grillo de Pinocho era bastante conocido. Apodo que de adulto pasó a ser “chapulín” gracias a un sacerdote que le causaba bastante gracia el anterior alias de José.

La imaginación durante esa etapa fue clave para él, debido a que en distintas ocasiones vivía en un entorno solitario, pues a veces le resultaba difícil convivir con tres hermanas, con una casa con ambiente femenino y en el que su madre tenía un estilo de vida tradicional, separando a hombres y mujeres. Es así como tenía que asumir todos los roles masculinos a la hora de jugar con las hermanas a la obra musical Onda Vaselina, o ver programas de televisión como Mundo de juguete y Candy Candy, aunque en ocasiones se podía librar y darse el gusto de ver los Thundercats y jugar a la famosa consola de aquella época, el Atari.

La juventud y su etapa universitaria

Uno de los mayores pasatiempos de José fue jugar al fútbol, debido en gran parte  a su afición al deporte, donde destaca que practicó el balompié en todas las posiciones a excepción de la de portero, además de asistir constantemente al estadio Olímpico Universitario, a un costado de la Universidad Nacional Autónoma de México, para ver al equipo de sus amores, los Pumas, de los que surgieron sus más grandes ídolos: Miguel España, Hugo Sánchez y Jorge Campos. Sin embargo tuvo que dejar de practicar el deporte que tanto le apasionaba por recomendación médica. “Un día mientras jugaba me rompí una clavícula y me dijeron que para bien de mi salud dejara los deportes de contacto”.

José Suárez con su familia Foto del archivo de José Suárez Trueba.

En la Universidad Nacional Autónoma de México, en la que estudió para Ingeniero Químico, encontró grandes amistades a diferencia de la preparatoria, pues sus amistades mantenían una relación fría con él, como la ocasión en la que le surgió la enfermedad de hepatitis y durante el mes que estuvo en cama no recibió alguna visita por parte de ellos. También en esa etapa universitaria conoció a una chica, con la que salió y terminaron convirtiéndose en novios, siendo la primera vez para ambos que mantenían una relación de ese tipo.

“Mis hermanas no creyeron que duraría mucho en la vida religiosa porque era muy fiestero”, comentó José, quien relató que en sus experiencias juveniles solía asistir con regularidad a XV años o bodas aunque no estuviera invitado, pero tenía la genialidad de llevar bolsas de hielo para poder entrar sin que le pidieran el pase de asistencia, para que los guardias pensaran que se trataba de un mesero.

Se consideró bastante malo para la escuela, y eso le trajo distintos problemas al interior de su casa, como castigos que implicaban no poder ver televisión. Pero también realizó aventuras dignas de un adolescente rebelde. “En la prepa me llevé la camioneta sin permiso a unas que les decíamos “las comidas”, donde por $60 podías tomar toda la chela que querías. Se me ponchó la llanta y no llevaba refacción. Todo me salió mal ese día”. O la vez en la que su hermana le falsificó la firma de su papá en un justificante para faltar a clases, con el fin de asistir a unas olimpiadas en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde asistían muchas chicas guapas, pero el director se dio cuenta, debido a que no era la primera vez que falsificaba firmas y José terminó por contarle la travesura a sus padres.

La religión en su vida

Desde su infancia estuvo en cercano contacto con la vida religiosa. De padres católicos, obtuvo sus estudios de la primaria con los Hermanos Lasallistas, aunque años después entró de lleno en su interés por acercarse a Dios, debido a que en su periodo de estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México los estudiantes entraron en una huelga. Además, en un retiro de la propia universidad mencionó que obtuvo un profundo acercamiento hacia lo que significaría su vida años después: “El Evangelio de Juan, en el que pregunta a Jesús si lo ama, resonó a lo alto de un cerro mientras estaba en ese retiro”.

“Es como estar en algo que rompe la lógica de la vida” Foto del archivo de José Suárez Trueba.

Después obtuvo sus estudios de filosofía en la ITESO, la Universidad Jesuita de Guadalajara, para posteriormente entrar a la Compañía de Jesús en 2001, donde actualmente sigue desempeñándose.

Una vivencia que lo marcó bastante fue su ordenación de diácono, realizada en Torreón. “Llevar la esperanza y la buena nueva vale la pena”. Su ordenación de sacerdote jesuita fue en el año 2013 y su primer destino era un viejo conocido, pues con anterioridad había realizado en Chiapas su prenoviciado.

Actualmente trabaja conjuntamente con la Diócesis de Saltillo, fungiendo sus actividades en el pueblo mágico de Parras de la Fuente. “Parras me gusta mucho, porque es como un oasis. Es como estar en algo que rompe la lógica de la vida. También tiene muchas tradiciones, fiestas y gente buena”

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE