Tener Fe en tiempos de Pandemia

 

Jacobo Ordoñez

jacoboodonez@diocesisdesaltillo.org.mx

Saltillo, Coahuila, México a 16 de julio del 2020

 

José Héctor Pérez Hernández es el primer ordenado Presbítero en tiempos de Pandemia en la Diócesis de Saltillo. Su reto es enamorar a las y los jóvenes de Jesucristo y de su proyecto; hacerles protagonistas de su propia historia.

 

Guardando sana distancia, formadores acompañan al nuevo sacerdote. Foto: Jackie Campbell.

Según el reporte 178 de la Pandemia del coronavirus de la Organización Mundial de la Salud (OMS; 16.julio.2020) hay 13,378,853 casos de Covid19 a nivel global (226,181 en las últimas 24 horas) y un total de 580,045 defunciones (5,579muertes en la última jornada). Los casos positivos acumulados en México y reportados por la Secretaría de Salud (15.jul.2020) son 317,635 y 36,906 defunciones. Al día de hoy, el estado de Coahuila tiene 239 casos confirmados oficiales y 19 defunciones; la indicación de las autoridades es permanecer en casa para evitar contagios. En este contexto, una Ordenación Sacerdotal es un aliento de vida en que se eleva a un ministro para sanar y consolar, liberar y reconciliar, así como llevar alegría en medio de la desesperación y la angustia. José Héctor Pérez Hernández, de 26 años de edad, se convierte en el primer diácono que es ordenado Presbítero en tiempos de Pandemia en la Diócesis de Saltillo.

El nuevo Presbítero Héctor Pérez es Prefecto de Disciplina del Seminario Menor y Promotor Vocacional del Seminario de Saltillo. En los 10 años de formación siempre se distinguió por su alto aprovechamiento académico y además de ofrecer su servicio en la pastoral vocacional, se involucró en apostolados en la Parroquia de Nuestra Señora del Buen Suceso en Castaños, Coahuila, en la Parroquia del Sagrado Corazón de la Aurora y en la capilla de la Medalla Milagrosa ambas de Saltillo, en la Parroquia de San Isidro Labrador de Arteaga, Coahuila y en la de Nuestra Señora del Rosario de Saltillo. Para él es importante enamorar a los jóvenes de Jesucristo y de su proyecto, hacerles protagonistas de su propia historia y ayudarles a descubrir el sentido de sus vidas. El reto en estos tiempos, para Héctor, es que las y los jóvenes comprendan que la vida no está en lo efímero, sino en lo trascendente, y que en Cristo encuentren, como él, la felicidad plena.

Héctor Pérez momentos antes de ser ordenado presbítero, en la Catedral de Santiago Apóstol en Saltillo.

En el Seminario del Sagrado Corazón de Saltillo actualmente hay 24 alumnos en el Seminario Mayor, de los cuales cuatro están próximos a ordenarse, uno como Presbítero y tres como diáconos. Hay 10 alumnos en el Curso Introductorio y hay 9 jóvenes de nuevo ingreso confirmados para el mes de agosto. La celebración del día de hoy es el sacramento gracias al cual la misión confiada por Cristo a sus apóstoles sigue siendo ejercida en la Iglesia hasta el fin de los tiempos. Al ser parte del equipo formador, Héctor sabe que el sacerdocio ministerial que acaba de recibir está al servicio de la gracia bautismal de todas las personas cristianas y es uno de los medios por los cuales Cristo no cesa de construir y de conducir a su Iglesia.

Héctor es una vocación marcada por la formación cristiana que recibió en su familia. Él   comparte que la decisión de entrar al Seminario no fue fácil: “Como toda decisión importante en la vida, estaba marcada por el miedo, la incertidumbre y la alegría de querer responder a la llamada que Dios me estaba haciendo para consagrarle mi vida por completo”. Como parte de la formación del Seminario, estudió música en la Escuela Superior Diocesana de Música Sacra en Guadalajara, Jalisco, con lo cual pudo descubrir la grandeza de Dios: “La música nos ayuda a elevar nuestros corazones a Dios y unirnos al coro de los ángeles, como si pudiéramos vivir la anticipación del cielo en la Tierra”.

Sobre la perspectiva sobre su ministerio sacerdotal en tiempos de Pandemia, en entrevista con Héctor, previa a su ordenación, habla sobre su colaboración con Cristo en la construcción del Reino de Dios en la Tierra: “He logrado descubrir que Dios nos llama para ser de Él y consagrar todo nuestro vivir a su servicio en favor de nuestros hermanos. Ser ordenado en estos tiempos de Pandemia enriquece mi visión sacerdotal, pues al estar en un momento de crisis mundial, resuenan en mi corazón las palabras de que mi ministerio sea en favor de los más necesitados, sabiendo que no busco encontrar riqueza ni paga alguna, sino entrar al cielo al final de mi vida. Sé que Dios será mi recompensa”.

Momentos en que el obispo le consagra las manos al nuevo presbítero. Foto: Adalberto Peña

En la imposición de manos y oración consecratoria de Héctor Pérez trasmitida a través de redes sociales desde la Catedral de Saltillo estuvieron presentes, el Obispo Emérico Francisco Villalobos Padilla (a sus 99 años de edad), Mons. Fr. Raúl Vera, O.P. Obispo de Saltillo, el Vicario General Pbro. Gerardo Escareño Arciniega y el Rector del Seminario de Saltillo Pbro. Juan Razo García. De parte del equipo formador del Seminario estuvieron presentes Tomás Ramos Pérez, Eugenio Breseda Piedra y David López Ramírez. Dado que la celebración se realizó a puertas cerradas y era necesario contar con el mínimo necesario de personas, incluso para realizar el rito, Seminaristas compañeros y amigos de Héctor, fueron quienes acolitaron durante la celebración: José Olivo García, Juan Martínez Sánchez, Pablo Zúñiga Valle, Pedro Castillo Gámez y Osiel Gámez Constante, quien está próximo a ordenarse diácono. Héctor quiso también que su familia estuviera presente, y además de sus papás y hermanos, tuvo la fortuna de ser acompañado aunque de lejos, por sus dos abuelas, abuelita Santos y abuelita Luz.

En la última de las circulares de la Diócesis de Saltillo el Obispo Fray Raúl Vera, O.P. ha recordado a la feligresía que los templos y parroquias permanecerán cerrados mientras que en los dieciocho municipios de la diócesis se mantenga la alerta epidemiológica máxima. En ese texto ha pedido “articular la vida en medio de un tejido social tan desarticulado y con tantas violencias ya existentes desde antes de esta Pandemia…” ubicando que las crisis sociales, sanitarias y económicas, no son sólo fruto de esta Pandemia, sino de la falta de voluntad y compromiso político y el abandono de nuestro país por décadas. Las palabras del Obispo pidiendo seguir un Plan Pastoral en que se preocupen unas personas por otras y dejemos atrás el egoísmo, fueron las siguientes: “No sólo les pido no tener pánico, sino pensar en una Iglesia viva, preocupada por las y los demás”.

Se dice que Karol Józef Wojtyła, es decir, san Juan Pablo II, recibió la Ordenación Sacerdotal sin presencia de fieles en la capilla privada del Cardenal Adam Stefan Sapieha, en Cracovia el 1 de noviembre de 1946. Tras la Segunda Guerra Mundial esta ciudad del sur de Polonia que no fue bombardeada durante la guerra, tuvo grandes centros de tortura y campos de concentración, por lo que a un año del retorno de sobrevivientes y ejecución de algunos de los líderes, también había que eludir la persecución comunista.

La ordenación de Héctor Pérez el día de hoy en la Catedral de Santiago de Saltillo ha sido única e histórica. A finales de junio el cardenal Micheal Czerny, S.J. ordenó a dos sacerdotes (de África central y Polonia) y a dieciocho diáconos jesuitas (de la India, Ruanda, Madagascar, Austria, Hungría, República Checa, Italia, Eslovaquia, Congo, Sir Lanka y China) en la iglesia del Gesù en Roma. A nivel nacional no ha habido muchas Ordenaciones Sacerdotales en tiempos de Pandemia. En la provincia eclesiástica de Monterrey, se celebraron cuatro: Tres en Monterrey, con el 10% de fieles, y una en Nuevo Laredo, siendo ésta la última misa celebrada con fieles antes de que se cerraran los templos. Al respecto, el Pbro. J. Eduardo Monsivais Escobar quien recibió el Orden Sacerdotal el 14 de marzo de este 2020 en esa ciudad del estado de Tamaulipas, confirma con fe: El ideal de todo neosacerdote es andar celebrando, estar con el pueblo, administrar los sacramentos, pero Dios es el que marca siempre la forma en la que nos necesita”.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE