Setenta y cinco años de amar

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Miembros del Club Rotario de Monclova agradecieron la oportunidad de servir al prójimo a través de la institución

El trabajo de los matrimonios logra que las nuevas generaciones se integren en la labor social

Con gran gustó y la alegría de ser parte del Club Rotarios de Monclova, los caballeros y damas dieron gracias por el LXXV Aniversario de estar presentes en la vida del municipio acerero, donde también existen carencias y ellos son parte activa de la sociedad civil que trabaja para cambiar las circunstancias de los más necesitados.

En el Santuario de Guadalupe de Monclova, Monseñor Raúl Vera presidió la Santa Misa, concelebró el presbítero José López. Fue en 1942 que la Asociación Civil inició su trabajo en Monclova, con el objetivo de llegar a las familias con carencias en educación, salud, entrega de apoyos de prótesis, sillas de ruedas, contribuir con cirugías que pueden salvar una vida, así como promoción de actividades culturales.

Durante los 75 años del Club sus miembros se han mantenido unidos en la fe pues es así cómo han logrado entender el sentido de la vida en la que ellos son miembros activos en una sociedad demacrada y golpeada por las estructuras política y económica.

Fray Raúl Vera López comentó al inicio de la celebración sobre la importancia de ellos como miembros activos de la sociedad, pues en la segunda conferencia latinoamericana que celebraron los obispos en México, después del Concilio Vaticano II, “Los obispos hicieron tres opciones y las hicieron referenciales una eran los pobres, la otra los jóvenes y la otra los constructores de la sociedad, cada vez es más importante en el camino que vamos recorriendo en los procesos… cada vez se hace más urgente la presencia de la sociedad civil porque desgraciadamente el modelo económico mundial, va a acabar con la estructura política, ha acabado con la primera responsabilidad que tiene la estructura política que es la preservación del derecho y la justicia. Este modelo económico ha logrado poner fuera a la política del control que debe tener el ingreso para las familias, el control que debe tener el dinero, por lo tanto la acción política se ha reducido al mínimo”.

Los miembros del Club Rotario Monclova celebraron el trabajo altruista y la amistad

El trabajo que durante generaciones han hecho los rotarios debe rendir frutos no sólo de agradecimiento, sino también en mover conciencias desde su activismo para que la justicia llegue a todos. “Ustedes como cristianos, como discípulos de Jesús tienen una grandísima responsabilidad en este momento, del resto del mundo. El Papa nos los dijo a los obispos los asesinatos no han parado, las desapariciones forzadas no han parado, los hábitos políticos no han desaparecido, ya saben a qué me refiero, es terrible, ya se habituaron, ya lo ven como normal los trucos y marrufiadas, alcance a oír la discusión que había de las famosas tarjetas, los hábitos se hicieron cultura  ya no pueden vivir de otro modo, estamos en una cultura política terrorífica…”

Para la comunidad rotaria el trabajo con y para ayudar a personas en situación vulnerable es un signo de caminar de acuerdo al Evangelio pues sin la fe y confiar a Dios cada uno de sus proyectos en pro de la sociedad los frutos no serían tan satisfactorios como ver las sonrisas, recibir el agradecimiento o simplemente ver cómo personas con alguna discapacidad o enfermedad vuelven a tener actividad y la seguridad para enfrentar el día a día.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE