Sean piedras vivas

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Recorre Obispo Vera comunidades ejidales del municipio de Parras de la Fuente, Coahuila

Obispo Vera saluda a los habitantes del ejido Notillas

Como parte de su trabajo pastoral en nuestra diócesis, Fray Raúl Vera López visitó el pasado miércoles algunas comunidades rurales pertenecientes al municipio de Parras y que son atendidas por la Parroquia de San Miguel Arcángel en Saltillo, Coahuila; en ellas nuestro obispo escuchó a los habitantes de aquella región y compartió con ellos un mensaje del Evangelio.

Al llegar a Sabanilla, el primer ejido visitado en este recorrido, alentó a los presentes a practicar el amor y apoyarse como verdaderos hermanos, además de recordarles que ante cualquier circunstancia todos tienen la misma dignidad: “Jesús nos vino a enseñar una buena noticia: que todos tenemos el mismo valor como persona. Nadie vale más o menos que otro. La gente no vale por su ropa o el lugar en donde vive sino por si misma. El mandamiento de Dios es que se amen, es decir cuídense, respétense, procúrense”.

Luego del saludo y la hora santa concluida, Monseñor Vera López se dirigió a la comunidad de Tapón, la cual está formada en su mayoría por adultos mayores y es una de las más alejadas de nuestro estado, volviendo su acceso casi imposible. Ahí conoció y saludó a cada uno de ellos, escuchó las necesidades por las que atraviesan y compartió el pan y la sal que ellos mismos prepararon.

Durante esta convivencia el Obispo de Saltillo les recordó que no están solos a pesar de las adversidades: “El tiempo de adviento nos recuerda el día que Cristo vino a la tierra, Jesús es quien nos salva. Cuando Dios nos saca del pecado comienza nuestra salvación, Jesucristo hace estos milagros para mostrarnos  que está en medio de nosotros. Me da gusto estar de nuevo entre ustedes y de manera especial Cristo esta con los pobres, el es quien nos abre caminos”.

Fray Raúl Vera López acompaña en oración a la comunidad de Sabanilla

En el ejido Notillas, se celebró la consagración del altar y la capilla que recién cumple 38 años de erigida y la cual ha sido restaurada por los mismos habitantes del lugar.

Durante su homilía alentó a los pobladores a hacer frente a los problemas sociales que ocurren en nuestro país y les pidió darle vida a la Iglesia que ellos forman como comunidad: “Ustedes son piedras vivas, los cristianos no estamos solos, somos piedras agregadas al pueblo de Dios para vencer el mal que hay en el mundo.

Enfrentemos con valor a las estructuras que causan hambre, miedo y terror en el mundo, ante ellas debemos unirnos en los valores de la dignidad y justicia y en el derecho de todos a ser libres para construir una sociedad hecha y derecha. A través de nosotros Cristo quiere reinar en Coahuila y en el mundo”. Finalizó.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE