Se entregó por la humanidad  

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

19  de abril de 2019

Ocampo, Coahuila  

Que la muerte en la cruz no sea en vano

El viacrusis fue meditado en Sierra Mojada sobre la actualidad y el abandonado al Señor por las grandes ideologías. Fotografía: Brenda Delabra

El viernes Santo que se recuerda la pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo estuvo lleno de matices en las comunidades de Sierra Mojada, La Esmeralda, Chulavista y Laguna del Rey al vivir sus tradiciones con el rezo o representación del Viacrusis, la adoración de la cruz y la procesión del silencio.

A las 9:00 horas en Sierra Mojada estuvo congregado el grupo de Juventud Misionera Echavarría en el monumento a la minería, iniciaron el rezo del Viacrucis conforme fue avanzando por las calles de se sumaron familias, jóvenes, señoritas, mujeres mayores tomaron la imagen que representó cada estación, mientras se dio lectura a los evangelios y las meditaciones que fueron enfocadas a la actualidad desde las caídas que como seres humanos tenemos, el alejarse de Dios, los actos de injusticia e indiferencia que se cometen contra nuestros hermanos dentro y fuera de la Iglesia, cuando se abusa de la palabra, no se practica la reconciliación, sin embargo Dios es misericordioso, es un Dios vivo que siempre está cercano.

Al llegar a la parroquia Nuestra Señora del Refugio en Sierra Mojada, el padre Fermín Parra celebró la Pasión y Muerte de Jesús, posteriormente los fieles y misioneros adoraron la cruz.

En la Esmeralda el viacrusis fue una representación que salió del arco de la entrada hasta llegar a la iglesia en donde se escuchó la Liturgia de la Palabra, la maestra Silvana Herrera en su predicación invitó a los asistentes a vivir este día en oración, meditando sobre cómo se vive en la actualidad la pasión y muerte de Jesús. “Vamos a reflexionar sobre nuestra fe, el día de hoy como católicos no tenemos al viacrucis como un tipo de boleto que nos llevará a algo, es una vivencia, que nuestro corazón se una a Jesús. Preguntémonos en un día de dolor cuántos viacrusis hacemos que el Señor camine todos los días, cuántas veces en mi he crucificado a Jesús con mis actitudes, con mis malas obras, con mi mal testimonio, al herir a mi familia, amigos, compañeros.  Ayudemos a Jesús a cargar su cruz”.

Para las 15:00 horas en el ejido Chulavista los habitantes acudieron a la adoración de la Cruz, ahí predicó Antonio Álvarez miembro de la Juventud Misionera Echavarría, y habló sobre las enseñanzas de María y José a Jesús, quien tuvo que adoptar la condición humana a pesar de ser hijo de Dios, se dejó conducir por José y adquirió el valor de la prudencia.

Pésame a la Virgen María

Las misioneras del Colegio Nicolás Bravo llevaron la imagen de la Virgen María en la procesión del silencio. Fotografía: Brenda Delabra

En Laguna del Rey la imagen de la Virgen María fue colocada en la cabecera de la imagen de Jesús, la Legión de María llevó el Santo Rosario, participaron las señoritas de la Misión Echavarría y mujeres de la comunidad. En este acompañamiento a nuestra madre, los hombres cargaron la imagen para iniciar la procesión del silencio, las plegarias, oraciones de cada una y cada uno de los cristianos que se unieron a la procesión se hicieron en silencio durante el recorrido hasta llegar a la rectoría de Cristo Rey  donde se adoró la imagen de Jesucristo, además de pasar por debajo del velo de María Santísima como signo de que ella siempre protege a sus hijos con su manto y los bendice.

 

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE