Santiago Apóstol 125 años de ser sede episcopal

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Con la formación de la Diócesis de Saltillo, el templo dedicado a Santiago Apóstol fue erigido como Catedral

011215aniversario2

concelebraron el Obispo Emérito Francisco Villalobos, el párroco de Catedral, el presbítero Plácido Castro, los sacerdotes vicarios Alonso Gaytán, Guillermo Álvarez y Humberto García

El 23 de junio de 1981 se fundó la Diócesis de Saltillo por el Papa León XIII, quien nombró los territorios de Arteaga, Ramos Arizpe, Candela, Monclova, San Buenaventura, Nadadores, Cuatrocíenegas, Santa Rosa (hoy Múzquiz), San Fernando, Nava, Piedras Negras, Río Grande, Progreso, Álamo de Parras, Matamoros de la Laguna y Parras, como sede episcopal el Templo de Santiago Apóstol fue consagrado como la Catedral del Saltillo.

Catedral deriva de cátedra, misma que el Obispo realiza desde el templo donde rige, enseña y santifica al pueblo. Tras la fundación de la Diócesis de Saltillo, el emblemático templo con sus 71.25 metros de altura ha sido la casa de los seis obispos y uno auxiliar que han pastoreado en territorio coahuilense. Santiago de la Garza Zambrano, José María de Jesús y Portugal y Serratos, Jesús María Echavarría y Aguirre, Luis Guizar Barragán, nuestro obispo emérito Francisco Villalobos Padilla y Monseñor Raúl Vera O.P.

Con este motivo la noche del miércoles se efectuó la celebración por el 125 aniversario en que el templo fue nombrado como Catedral, por el Papa León XIII. Fray Raúl Vera presidió la Santa Misa, concelebraron el Obispo emérito Francisco Villalobos, el párroco de Catedral, el presbítero Plácido Castro, los sacerdotes vicarios Alonso Gaytán, Guillermo Álvarez y Humberto García, precisamente en el día de San Andrés.

011215aniversario1

Fieles participaron en la celebración

Aunque la noche estuvo fría los feligreses se dieron cita para participar en la Eucaristía, escuchar un poco de historia en palabras de Monseñor Vera, “Hoy estamos celebrando la dedicación del templo Catedral, se llama Catedral por cátedra, es donde el obispo enseña a su pueblo la palabra de Dios, también lo santifica a través de los sacramentos y también lo asocia a la organización de la iglesia que debe establecer en el mundo el reino de Dios”.

Haciendo alusión que el pueblo junto con el presbiterio, diáconos, hermanos de vida consagrada, los bautizados somos asociados para construir junto con ellos el reino de Dios, al ir incorporando a más hermanos nuestros en este camino de fe, de predicar el Evangelio.

“Somos templos de Dios para hacer presente el reino de Dios en el mundo todos, es muy importante que entendamos eso, el sentido que tiene la alianza que renovamos aquí tiene que ver con  la asociación que hace de nosotros Cristo para construir el mundo y su historia de modo que habiten los valores de su reinado donde Dios reina hay paz, donde Dios reina hay alegría, reina la verdad, reina el amor, reina la dignidad y la colaboración de todos. Este mundo no es para que haya miseria, tortura para los presos, haya violencia, haya corrupción, eso no es, el mundo Dios no lo creo para eso. Es del enemigo de Dios que va sembrando la cizaña dentro de la buena plantación que es la plantación del reino, nosotros tenemos que trabajar para que esto vaya desapareciendo, por eso somos pescadores de hombres, deja de estar destruyendo la tierra, deja de estar destruyendo a tus hermanos , deja de estar destruyendo a la sociedad y ven a construir la tierra como Dios quiere, eso se lo podemos decir a los políticos a los dueños de las empresas cuando ellos no están actuando como debe ser o los que están actuando verdaderamente en contra de que haya paz, de que haya justicia, están aprovechando todo tipo de rincones para hacer barbaridad y media”, destacó Fray Raúl Vera.

011215aniversario3

El Obispo Vera exhortó a la organización

Esto es ser pescadores de hombres, ser pescadores de hombres significa cambiar la mente y el corazón, confesando la fe que significa vivir con humildad, consientes de cambiar el reino de Dios que es este mundo, aunque seamos señalados y perseguidos, como lo fue Jesucristo.

“Dios no nos mandó para ser unos déspotas, no nos mandó Dios por afán de ganancia, no nos mandó para ser unos déspotas que mandamos y controlamos a la gente. Dios nos pide que actuemos con generosidad con sus hijos, que les demos ejemplo de servicio humilde, los atraigamos por la humildad, por el amor y el buen ejemplo… Entrar por la puerta que es Jesús es revestirnos totalmente de Jesús y todos nosotros a nuestra manera, en nuestros espacios somos pastores que atraemos, que buscamos que los seres humanos vengan a la verdad, al verdadero modo de gobernar, al verdadero modo de organizar la economía de manera que no existan esas diferencias espantosas y luego que la gente trabaja y trabaja y lo que gana no alcanza para comprar más que una miseria de compras. No tiene nada que ver el salario con el costo de la vida, eso lo tenemos que arreglar, eso le toca a los políticos, nosotros los elegimos, sin nosotros no viven, nosotros les pagamos el salario con nuestros impuestos, cómo no les vamos a poder decir que ahí están, que obedezcan a lo que debe de ser, el cuerpo de gobierno, están desbaratando la constitución ahora”, puntualizó Fray Raúl Vera.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE