San Nicolás de Tolentino

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

El sábado la comunidad de Ramos Arizpe celebrará la fiesta patronal luego de vivir el novenario con diversas actividades

080916sannicolas1

El padre José Montes ungió a los enfermos

El 1 de septiembre inició el novenario en honor del Santo Patrono de Ramos Arizpe, San Nicolás de Tolentino, este año la fiesta patronal tiene doble motivo al conmemorarse el Bicentenario de la edificación del templo que es parte de la historia de la ciudad industrial.

Con la participación de niños, jóvenes, adultos y adultos mayores se vive el programa de misas para pedir la intercesión del santo, “Es una fiesta tradicional de Ramos, estamos celebrando el Bicentenario de la edificación del templo, tenemos el lema de ‘Dos años  de celebración’ con motivo del año de la Misericordia vivir en plenitud siendo compasivos con el prójimo. Nos preparamos en el novenario para durante nueve días ver la luz de nuestro abogado San Nicolás ante Jesucristo nuestro señor para que pueda ver nuestras necesidades”, comentó el párroco Roberto Velázquez.

Durante 48 años la orden de San Agustín ha estado al frente de la emblemática parroquia, su labor además de evangelizar permanece en constante movimiento ante el crecimiento de la ciudad, a través del programa ‘Misas de Barrio’, el cual consiste en visitar dos veces por semana un sector de la periferia, con el objetivo de convocar a participar a las familias, principalmente los jóvenes a acercarse a escuchar la palabra de Dios, llevar los sacramentos a la comunidad que por situaciones socioeconómicas no les es fácil acudir a la parroquia.

El trabajo recae sobre los cuatro presbíteros que atienden el sector poniente de la ciudad en colonias como Analco, Escorial, Mirador, además de ejidos en los que la ayuda no se limita a los sacramentos, sino el apoyo de otorgar despensas a las familias con necesidades económicas, también se brinda ayuda a los migrantes que por alguna situación llegan a la zona industrial, ofreciéndoles ropa, calzado y alimentos preparados por las hermanas Guadalupanas y las hermanas Franciscanas.

La parroquia no cuenta con un refugio para albergar a los migrantes, sin embargo, los sacerdotes mantienen contacto con el Club Rotario que en conjunto con el Ayuntamiento sostienen un albergue donde se paga una cuota mínima para dormir, gasto que en ocasiones les es condonado o bien solventado por la parroquia.

Así es como la comunidad de San Nicolás de Tolentino va abriendo paso a un evangelio en práctica y no solamente en palabra, por ello se encomiendan a su patrono a quien durante el novenario pusieron en sus manos a los grupos que le dan vida a la parroquia, sin dejar de contemplar a los enfermos,  a quienes se les abrió la puerta el pasado martes con la celebración de unción.

La cual fe celebrada por el presbítero José Montes, quien invitó a los enfermos y sus familias a tener paciencia, hacer un esfuerzo a diario, mantener la disciplina porque los médicos son las personas que Dios envió para sanarnos.

“Nada es imposible para Dios, debemos tomar esto como algo mágico de lo contrario no funciona, Dios nos puede devolver la salud del alma, del cuerpo, pero nosotros no debemos tentar a Dios, no decir yo ya voy a la misa de los enfermos y voy a recupera la salud y me voy a olvidar  del tratamiento de los médicos, aquí se recibe ese sacramento de la unción de los enfermos pero tienen que seguir su tratamiento médico porque hay que ser disciplinados, los médicos estudian mucho y tratan de sanarnos también”.

080916sannicolas4

Después de participar en el novenario las files disfrutaron de la lotería

“El que realmente cura las enfermedades es Dios, pregúntense de dónde viene el medicamento, lo sacan de las plantas, los minerales, del reino animal, de las serpientes para sacar un contra veneno, de las ubres de una vaca para sacar una vacuna, por eso el que cura es Dios porque nos da el remedio, los médicos nos sanan, nos describen, nos dan la receta para pedir los medicamentos y funciona también”.

Hoy jueves participa en la Celebración Eucarística la comunidad  parroquial de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos a las 18:00 horas, mañana culmina el novenario con la peregrinación de las colonias Fidel Velázquez, Villa Magna, Molinos del Rey, Nuevo Ramos Arizpe.

La fiesta patronal es el sábado 10 de septiembre inicia a las 6:00 horas con el canto de las mañanitas, una hora después es la Santa Misa ofrecida por las necesidades de todo el municipio, a las 12:00 se celebrará la Misa Solemne y Acción de Gracias, por la tarde a las 18:00 y 19:00 horas también habrá Celebración Eucarística para cerrar con la pólvora a las 23:00 horas.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE