Reconstrucción del tejido social

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

La problemática social del país es causada por la pérdida de relaciones interpersonales, falta de diálogo, no amar la vida y la no de empatía con el prójimo 

Jakie Campbell presentó un análisis de lo que es encaminarse a la reconstrucción del tejido social

La noche del jueves 23 de febrero en el templo San Ignacio de Loyola en Parras de la Fuente, la comunidad Jesuita presentó el libro ’ Reconstrucción del Tejido Social: Una apuesta por la paz’, en el que se hace una recopilación de los resultados obtenidos en 10 estados de la república mexicana donde la violencia, la economía y la política golpearon a la comunidad dejando huellas profundas, las cuales después de más de una década muestran un desgaste en los miembros de la sociedad que aún o han despertado para ser sujetos en el municipio, ciudad o estado en el que habitan.

El párroco Víctor Verdín presentó un panorama amplio del estudio que Jorge Atilano y Aldo Michelis enfocaron el trabajo de investigación en el Estado de México, Jalisco, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Guerrero Michoacán, Tabasco, Chiapas y Oaxaca,  estados con alto índice de violencia, principal motivación para buscar las razones por las que los conflictos ganaron terreno, en particular el caso de Torreón,  a manera personal el dolor de las muertes de miles de personas, “Sentir que los muertos me hablaban , los muertos en la violencia en México era un dolor, eso me cuestionaba el corazón, fue un llamado muy profundo quisiera dedicar un tiempo a entender y también a aportar, ayudar a entender qué nos pasa, nos hacen creer que el problema es afuera y  es un conflicto entre carteles, se hizo una fractura en el país muy profunda que si no entendemos el origen va a ser muy difícil poder tener una buena medicina”, comentó Atilano González, coordinador del Centro de Investigación y Acción Social Jesuitas por la Paz

Jorge Atilano, autor de la obra

El resultado a partir de entrevistas as mujeres, hombres, jóvenes y adultos fue que el núcleo del tejido social, la familia perdió los referentes de identidad, el vínculo y la capacidad para llegar a tomar acuerdos, a partir del enfoque que los individuos dieron en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari a salir de la pobreza bajo programas auspiciados por el propio gobierno, además de dar un cambio de lo tradicional al modernismo, fueron los principales factores para que la grieta de muerte, dolor, corrupción, indolencia que atraviesa al país se apoderara del tejido social.

La propuesta es tener empatía con el otro, articularnos entre actores con una metodología que permita mejorar la convivencia y con ello tomar acuerdos en común como sucedió en Tancítaro y Cherán, Michoacán donde la paz volvió al pueblo, se unieron partidos políticos ante la situación crítica de delincuencia que se apoderó de los pueblos, donde los gobernantes entendieron que los ciudadanos necesitaban la tranquilidad, la comunión entre ellos y logró establecerse un código.

Sobre la recopilación de experiencias en los 10 estados de la república explorados por los Jesuitas, Jaqueline Campbell,   invitada a presentar el libro, contextualizó el texto como una novela o una anti novela, la cual se puede leer tal como Julio Cortázar nos enseño con Rayuela, “Rayuela dice mucho esta frase, ‘Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos’, por qué relaciono con una novela que es anti novela, porque en Rayuela leemos lineal como a veces lo hacemos. Caminamos de frente sin voltear a ver a nadie, vamos al súper  sin voltear a comentarle a la doña de al lado que si esta buena o cómo le fue…

“Las condiciones por las que Cortázar escribió Rayuela eran tres, número uno la condición humana, las angustias, visiones y experiencias, cómo se podía cuestionar la realidad, cuestionar como los jóvenes cuestionan todo o podemos oponernos a la realidad como todo acto de desobediencia civil. Segundo, usar el lenguaje como código, podemos tener algunos códigos entre nosotros para salir adelante, si el tejido social lo hacemos todos y cada una de nosotras y nosotros, en tercer lugar Rayuela usa un lector activo, un lector cómplice en un tejido social si no somos activos las y los ciudadanos no podemos ser parte”, comentó la asesora en materia de derechos humanos.

Aterrizando a la realidad de Parras, la también periodista cerró su participación contundente, “No te lo guardes en el corazón como la virgen María, en Lucas María dice: ‘Le extendía el poder de su brazo en el corazón para dispersar a los soberbios de su corazón, para destronar de su trono a los poderosos y exaltar a los humildes, llenar de bienes a los hambrientos y despedir a los ricos sin nada’, lo leo desde el sistema económico que nos ha despojado y nos ha contaminado nuestras tierras y nos ha llenado de violencia para decir cuánta razón tiene esta señora que dicen que es María de Nazareth que nos motiva a sacar injusticias, a anunciarlas y denunciarlas, no para ser cómplices, si ya nos da la cabeza para entender lo que está pasando en el país no seamos cómplices, sanemos las heridas, ubiquemos a quienes han provocado esas medias y vayamos a remediar tanto mal que le han hecho al país”, concluyó.

1. La comunidad de Parras de la Fuentes asistió a la presentación de la investigación de la Comunidad Jesuita, en un pueblo que es golpeado por la opulencia

Posteriormente el abogado Juan José Rojas en su participación recordó cómo la situación marcó su juventud al vivir en un sector en Torreón donde las balaceras, muertes y hechos violentos , fue ahí donde se preguntó qué provocó el desgaste social en el que cada día es más difícil la convivencia, un testimonio más para que Jorge Atilano se interesara en encontrar la respuesta que como remató Aldo Michelis, el tejido social es como el del cuerpo, en el sentido en que el tejido como una sustancia se va organizando al interior, ordena una serie de funciones y además es capaz de vibrar, es cómo debe de analizar desde la perspectiva de cada uno como sujeto social, ¿qué me hace vibrar de la situación actual?, ¿cómo puedo aportar?, ¿Qué acciones tomar para reconstruir o refundar el tejido social?

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE