Reciben absolución

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Cientos de feligreses participaron en el encuentro de reconciliación la noche del jueves en Catedral

1-celebracion-penitencial-catedral

Abarrotada lució la Catedral durante la Celebración Penitencial

En un acto masivo de reconciliación con Dios padre, el párroco de Catedral, el presbítero Plácido Castro Zamora dirigió la Celebración Penitencial, donde fue apoyado por los vicarios Humberto García, Alonso Gaytán y Guillermo Alvarado, para otorgar la absolución a cada uno de los cristianos participantes.

Con motivo de la Celebración Conclusiva del Jubileo Extraordinario del Año de la Misericordia, que es el próximo domingo 13 de noviembre a nivel diocesano en la Catedral de Santiago, misma que presidirá nuestro Obispo Raúl Vera López, los sacerdotes de Catedral ofrecieron el sacramento para que los fieles puedan ganar la indulgencia plenaria al atravesar la puerta Santa de la Misericordia.

La celebración estuvo guiada por el párroco Plácido Castro, quien después de dar lectura al Evangelio, invitó a los presentes entre los que estuvieron niñas y niños, jovencitas y jóvenes, mujeres, hombres, adultos mayores y hermanos de vida consagrada a abrir su corazón, a dejarse abrazar por Dios nuestro señor, porque él no castiga, él es misericordioso y se acerca a nosotros cuando lo llamamos.

2-celebracion-penitencial-catedral

Dispuestos a convertirse recibieron la absolución con la imposición de manos

Así dispuestos en mente y alma, cada uno reflexionó sobre las faltas cometidas, analizando en primer término qué lugar ocupa en mi vida el dinero, cuántas veces he ofendido a mis semejantes, cómo he herido a quienes me rodean, cómo soy en el trabajo, con mis vecinos, qué actos que atormentan mi mente he cometido, bajo estas y otras preguntas más, se hizo el examen de conciencia en total calma.

El siguiente paso fue el arrepentimiento bajo las palabras pronunciadas por el sacerdote, que para finalizar dio como penitencia realizar un acto de misericordia, física o espiritual, luego los cuatro presbíteros de espalda al altar realizaron la imposición de manos para absolver a quienes participaron en la celebración, muchos abrazos entre los pastores y laicos se dieron, los más pequeños también se acercaron, lo cual marcó la solemnidad que duró más de dos horas, lo que significó para los padres un signo importante de la necesidad que la comunidad tiene de estar cercano a Dios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE