Quedas limpio (Mc 1,41.)

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

11 de febrero de 2018

Reciben el sacramento de la unción en la Jornada Mundial del Enfermo

Unción de enfermos en Catedral de Saltillo. Fotografía: Adalberto Peña

Este domingo,  sexto del tiempo ordinario, la Iglesia Universal celebra la Jornada Mundial del Enfermo, en nuestra Iglesia Diocesana, la Unión de Enfermos Misioneros de Saltillo, perteneciente a las Obras Misionales Pontificio Episcopales, organizó una celebración especial para otorgar el sacramento de la unción a los enfermos.

Fray Raúl Vera López, O.P. señaló al comenzar la celebración que es grave que el pueblo de Dios pierda un derecho que cubre una necesidad básica: la salud. “Hoy que vivimos la Jornada Mundial del Enfermo, en nuestro país se quiere desaparecer el derecho a la salud porque ya no se pueden pagar los servicios de salud pública de todos nosotros pues la fuente de nuestra riqueza, el petróleo, ya no es nuestra”.

Las personas enfermas de ésta comunidad, recibieron por parte de nuestros sacerdotes y obispo la oración por los enfermos para luego ser ungidos con los Santos Óleos con la esperanza de una pronta sanación no solo física sino espiritual; algunos de ellos, con lágrimas en los ojos se reconfortaban en la oración al tiempo de pedir al Espíritu Santo la fuerza necesaria para enfrentar cualquier padecimiento.

Durante su homilía nuestro obispo expresó que es muy triste ser gobernados por gente que solo vela por los intereses propios y no por el bien común: “El drama que viven los enfermos hoy nos es narrada en el Evangelio y este drama crece cada día más en este país que es inmisericorde. No hay dinero para atender a los enfermos en México pero vean el gasto que se realiza para las elecciones”.

Para finalizar su mensaje dominical, el pastor de nuestra Diócesis llamó a los cristianos a dar batalla a las injusticias y asumir la responsabilidad de participar en la organización de nuestra sociedad: “El Evangelio nos compromete a todos los cristianos a estar inmersos en el mundo y no podemos abstenernos de esa responsabilidad. En la Iglesia también se atiende a los enfermos, pero nuestros enfermos son producto de todas estas estructuras políticas con las que hay que terminar para que no haya más enfermos.”

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE