Que la luz siempre brille para el Santísimo Cristo del Ojo de Agua

Arturo Zuazua Hernández

arturozuazua@diocesisdesaltillo.org.mx

Fieles ofrecen sus cirios y veladoras al Santo Patrono

El párroco Ignacio Flores Ramos bendice a los fieles mediante la aspersión de agua bendita. Foto: Arturo Zuazua

La comunidad de la parroquia del Santísimo Cristo del Ojo de Agua, realizaron la tradicional procesión de la cera por calles de la colonia Bellavista al sur de la ciudad, teniendo como punto de partida la parroquia de Nuestra Señora de San Juan de Los Lagos, para finalmente llegar al Ojo de Agua.

En punto de las tres de la tarde de ayer domingo, en las afueras del templo de San Juanita, la comunidad se empezó a congregar llevando consigo cirios, veladoras e imágenes del Santísimo Cristo del Ojo de Agua, para ofrendarlo a este Santo Patrono, pese al intenso sol hombres, mujeres, personas de la tercera edad y niños esperaban con ansia el vehículo que traería la imagen reliquia de San José Sánchez del Río y así dar comienzo a este caminar.

Pasado unos 20 minutos a lo lejos se alcanzó a distinguir un poster grande con la imagen de este niño cristero, cuya beatificación se dio el año pasado por el Papa Francisco, detrás de la misma el colorido traje de las danzas del Ojo de Agua y San Juanita también arribaban para participar en esta procesión, organizados por el presbítero Christian Figueroa, uno a uno los feligreses hicieron una larga fila en el lugar que les correspondía. Previo al arranque el párroco de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos y Vicario General de esta Diócesis de Saltillo, el padre Gerardo Escareño realizó la bendición a los asistentes.

Personas que padecen alguna enfermedad, eran acercados a la imagen reliquia de San José Sánchez del Río y pedir por su salud. Foto: Arturo Zuazua

Inmediatamente después de la bendición, los tambores comenzaron a sonar iniciando así la procesión de la cera, durante el recorrido los asistentes comenzaron a rezar el Santo Rosario y entonar cantos para armonizar aún más el andar, el tradicional sonido producido por los matlachines comenzaron a hacer efecto, pues de pronto las banquetas se comenzaron a llenar de vecinos quienes salían a tomar fotos y observar la procesión, la carroza que trasladaba a la imagen reliquia de San José Sánchez del Río se detenía frente a los hogares de personas enfermas, para que los mismos veneraran la imagen y pedir por su salud.

Llegando a las inmediaciones de la parroquia de Ojo de Agua, la carroza que llevaba la reliquia en primer grado de San Joselito, se desvió de la procesión, pues la vendimia le impediría seguir el mismo camino que los fieles. En las escalinatas de la iglesia, el párroco Ignacio Flores Ramos ya esperaba a nuestros hermanos peregrinos para recibirlos con la aspersión del agua bendita, su camino continuaba hacia el altar en donde colocarían sus veladoras y cirios para iluminar la imagen del Santísimo Cristo del Ojo de Agua.

Una devoción que no tiene edades

Los cirios y veladoras que los feligreses portaban durante la procesión fueron colocadas en el altar para iluminar al Santísimo Cristo del Ojo de Agua.

Y es que ya sea por tradición, devoción o simplemente por curiosidad, la gente congregada ayer, presentaba una mezcla de edades, pues desde niños en brazos hasta adultos mayores caminaron en esta procesión.

Para Don Evaristo Alvarado Ruiz, el realizar esta procesión representa un bienestar propio, y una manera de pedirle al Santísimo Cristo del Ojo de Agua pedirle por todas las personas, pero en especial por su familia: “Tengo más de diez años haciendo esta caminata, aunque lo hago por acompañar a mi esposa, aprovecho también para pedir por toda la gente en especial por todas las personas afectadas por el sismo, quisiera mandar un mensaje a todas aquellas personas que en próximos años quiera acompañarnos que se animen, que esto es una forma de fortalecer el alma y el espíritu”, mencionó.

De igual manera la joven Natalia Fuentes de 17 años expresó sentir alegría el caminar con toda esta gente de su comunidad, pues la hace sentir en familia: “Es mi segundo año en esta procesión, yo le pido al Santísimo Cristo del Ojo de Agua para que mi familia esté bien y también le pido para que más jóvenes se involucren en la iglesia”, comentó.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE