Misericordia de Dios en su Palabra

Esmeralda Sánchez

esmeraldasanchez@diocesisdesaltillo.org.mx

Presentan conferencia sobre textos bíblicos que lo refieren

031016mesdelabiblia1

El Doctor en Sagradas Escrituras, Carlos Junco Garza, impartió la Conferencia Magistral “La Misericordia en los textos del Antiguo Testamento y en el Evangelio de San Lucas”.

“El amor de Dios es superior a todos nuestros pecados”, fue la máxima que se manejó en la Conferencia Magistral, “La Misericordia en los textos del Antiguo Testamento y en el Evangelio de San Lucas”, impartida por el Doctor en Sagradas Escrituras, presbítero Carlos Junco Garza, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en la Aurora.

El también coordinador general del equipo responsable del proyecto de traducción del Nuevo Testamento, de la Biblia de la Iglesia en América, explicó a un nutrido público algunos pasajes del Antiguo Testamento, en los que se destaca la misericordia y el amor de Dios hacia su pueblo, cuando está por culminar el Año Santo de la Misericordia convocado por el Papa Francisco, el 20 de Noviembre de este año.

Refirió que a San Jerónimo, cuya fiesta se celebró el 30 de septiembre, se debe la traducción al latín del Antiguo y Nuevo Testamento, con el título de Vulgata, hoy día la Biblia Oficial del Cristianismo, sin embargo, durante mucho tiempo, específicamente de 1559 a 1757, hubo restricciones generales a la lectura de la Biblia.

Fue por el Concilio Vaticano II que se “devuelve la Biblia al Pueblo de Dios”, expresó el sacerdote perteneciente a la Arquidiócesis de Monterrey; y el 7 de marzo de 1965 se empiezan a leer en la liturgia textos en el idioma propio de cada comunidad.

En el marco del cierre del Mes de la Biblia, septiembre, el presbítero expuso que todos los cristianos estamos llamados a escuchar, leer y proclamar la Palabra de Dios, además de profundizar nuestra relación con ella, cada uno en su vocación específica: como la Vida Consagrada, Matrimonios, Jóvenes, etcétera.

En el Antiguo Testamento, varios son los textos que subrayan la misericordia del Señor hacia su pueblo, aún cuando se trata de un pensamiento imperfecto expresado al estilo humano, y retrata por ende lo que se ve entre los seres humanos: “que unos se enojan, unos se encolerizan… esto se aplicaba a Dios, una manera de hablar de Dios al estilo humano”.

Destacó que esto se entiende bajo la premisa de que aún no había llegado la redención plena con Jesús y los pueblos antiguos no conocían la vida eterna, “es hasta la época de los Macabeos que se habla de una vida eterna, pero hasta antes ellos no pensaban así, pensaban que todo terminaba en esta tierra”.

“Pero aún con eso, la última palabra de Dios no es el castigo, sino el perdón”, recalcó el Doctor en Sagradas Escrituras, al referir entre los ejemplos algunos salmos como el 103, “El señor es ternura y compasión, lento a la cólera y lleno de amor”. Y añadió, “como vemos se trata de un Dios que nos perdona completamente, lleno de amor”.

En cuanto al Nuevo Testamento, San Lucas es el evangelista que más enfatiza la misericordia de Dios, “Por la misericordia entrañable de nuestro Dios llegará hasta nosotros una luz que viene de lo alto” (1,78). Y este sol, que es Jesús, vendrá no a llamar a los justos sino a los pecadores, pues los sanos no necesitan al médico, sino los enfermos.

“Ahora hay un año de gracia de Jesús, un año perpetuo que las anteriores generaciones, las actuales y las futuras conocerán… Jesús nos llama a todos que somos pecadores para convertirnos”, subrayó el prelado.

En el Nuevo Testamento, numerosos son los textos con que San Lucas nos retrata al Hijo de Dios como la encarnación misma de la misericordia, pues todas sus acciones son encaminadas a mostrar el infinito amor de su Padre hacia el género humano que Él ha creado.

Así, Jesús perdona a una pecadora que le unge los pies de aceite y perfume, cuando se encontraba en la casa de Simón, el fariseo; a quien explica que “sus pecados, que son muchos, han sido perdonados, porque amó mucho; pero a quien poco se le perdona, poco ama”.

Citó también algunos otros pasajes del Evangelio según San Lucas, como aquél en que Jesús dice que habrá más alegría en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento; “Jesús busca al pecador, no es el pecador el que busca a Jesús sino Jesús el que va al encuentro del pecador”, expresó el padre Junco Garza.

La Parábola del Hijo Pródigo, que ha sido utilizada como emblema en este Año Santo de la Misericordia, también se recordó: “cuando el hijo emprende el camino de regreso, el padre lo ve de lejos y corre a abrazarlo, y cuando el hijo mayor se lo recrimina el padre no le hace caso, sino que pide que se organice una fiesta muy grande, porque su hijo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y le hemos encontrado”.

031016mesdelabiblia2

Un nutrido grupo de personas se dio cita en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en la Aurora, donde tuvo lugar la charla.

“El hijo mayor es parecido a nosotros pues no le parece bien que Dios también invite al banquete a los pecadores, es incapaz de aceptar que el amor del Padre es un amor misericordioso”.

En Lucas, 19, se describe a Zaqueo como una persona rica pero muy pequeña en estatura que se sube a una higuera para ver a Jesús y cuando éste lo ve le dice: Zaqueo baja pronto porque voy a ir a hospedarme a tu casa, “de nuevo se le critica por ir a la casa de un pecador, pero Zaqueo se convierte, dona la mitad de sus bienes a los pobres y al que defraudó le devolverá cuatro veces más… esta es la conversión”.

Al culminar la conferencia, se realizó la misa de cierre del Mes de la Biblia por el presbítero Rodolfo Pachicano Llaca, coordinador de la Pastoral Bíblica de la Diócesis de Saltillo, quien apuntó: “De la misma manera como veneramos el cuerpo y la sangre del señor, la iglesia venera la palabra de Dios, dos alimentos que en cada Eucaristía se hacen presentes; hoy agradecemos estos dos dones a Dios, el de su Palabra que nos fue regalado por San Jerónimo”.

Cabe destacar que durante la celebración los fieles entregaron biblias para nuestros hermanos privados de su libertad como parte de las acciones que se realizaron en este Mes de la Biblia, en conjunto con la Pastoral Penitenciaria.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE