Potenciándonos como Iglesia  

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

A través del trabajo de los EVAPs  que tienen como misión evangelizar y llevar acciones que organicen a la sociedad

Llegar a más bautizados es una meta permanente

En la Casa de la Iglesia se tuvo el Encuentro de EVAPs, laicos y sacerdotes que trabajan con nuestro Plan Diocesano de Pastoral evaluaron las acciones que se han llevado a cabo, además de estudiar lo que falta por aplicar para extender la evangelización que llegue a todos los sectores y cada uno de los hogares de nuestra Diócesis.

Durante la mañana se desarrollaron temas y dinámicas de integración, luego se compartió la  comida para pasar a una segunda fase de trabajo, en la que nuestro Obispo Raúl Vera agradeció a los presentes lo que hasta el día de hoy se ha hecho en pro de la comunidad que en este momento exige un mayor acompañamiento.

“Muchas gracias porque el principal motor en nuestro proyecto pastoral es nuestra participación activa en su construcción, esto es fundamental porque el Concilio Vaticano II nos dejó bien claro que Jesús vino a fundar su Iglesia para que por medio de este fermento que hay en la tierra, que es su Iglesia, el mundo se empiece a mover hacia el verdadero fin para el que fue creado… En el capítulo 15 del Evangelio de san Juan dice: he venido para que tengan vida y vida en abundancia. Nosotros los que hemos sido el fermento de lo que debe ser;  nos fuimos hasta el cielo y entendimos que el Señor vino para darnos vida en abundancia y tiene un sentido”.

Sin embargo, para lograr tener la vida en abundancia hoy en día hay que recuperar al ser humano a través de una vida plena, en la que la injusticia no sea un referente, en donde las familias estén unidas por el amor, el respeto, oportunidades para todos, pues en la Primera Etapa de nuestro Plan Pastoral Diocesano, se trabajó en la primera fase la dignidad de personas e hijos de Dios y aunque el avance no va al parejo en todas las parroquias debido a la conformación de los equipos y comisiones, como Iglesia y después de la evaluación que se tuvo por comisiones diocesanas, se determinó dar el paso a la segunda fase que consiste en construir relaciones fraternas.

El trabajo pastoral no consiste sólo en lo espiritual, sino en salir de los templos a construir estructuras justas

“Ya no van a ser unos cuantos grupitos, vamos a ser toda la Diócesis, comunidades enteras, vecinos, la finalidad de esa segunda etapa es que al final Cristo esté reinando en cada uno de nosotros, Cristo esté reinando en cada lugar, Cristo esté reinando en cada ciudad, Cristo este reinando verdaderamente en toda la Diócesis”, comento Fray Raúl Vera.

Para lograrlo, seguir cumpliendo como cristianos haciendo valer la dignidad de cada persona y ya logrado el objetivo empezar a construir las relaciones fraternas para que como sociedad se logre construir el reino que Dios quiere para sus hijos.  Todo debe ser bajo una metodología para no desviar el rumbo de los objetivos, pues la Iglesia en este momento quiere ser un iniciador para marcar un alto a las cosas que hacen sufrir a la sociedad.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE