Por una vida comunitaria

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

28 de mayo de 2018

El nuevo párroco de San Francisco de Asís tiene el reto de trabajar e impulsar las acciones en pro de la comunidad en General Cepeda

El padre Toño como le llaman está comprometido a trabajar con las y los habitantes del municipio y los ejidos que atiende. Foto: Brenda Delabra

Los habitantes del municipio de General Cepeda comparten la alegría de recibir el nombramiento del padre Antonio Tapia Torres como el nuevo párroco de San Francisco de Asís, quien ya con seis años como vicario de la parroquia conoce a las necesidades espirituales y también sociales de la comunidad a la que a partir de ayer estará al frente como pastor.

La Iglesia lució llena, no era para menos pues las y los bautizados que compartieron la alegría de tener a su nuevo párroco, recibieron a los invitados con el sonido de los tambores de la danza, que avisaron sobre el ambiente festivo.  La llegada de los presbíteros Fermín Parra, Fernando Liñán, Manuel y Rodolfo Pachicano, Omar Ordoñez, Robert Cumberland, Antonio Carranza, Claudio Longoria, Juan Pablo Mercado, Paulo Sánchez, Jorge Salvador Guzmán, Miguel Ángel García, Rogelio Ibarra, el Vicario General de la Diócesis de Saltillo el padre Gerardo Escareño, nuestro Obispo Raúl Vera y el padre Armando Guerrero Espino de la Diócesis de Piedras Negras que entraron en procesión junto al padre Antonio Tapia Torres, marcó el inicio de la Santa Misa.

Monseñor Raúl Vera dijo estar muy contento de acompañar al Pueblo de Dios e instaurar a su nuevo párroco a quien ha dado la encomienda de ser un buen pastor, dar atención en los más de 40 ejidos que pertenecen a la parroquia y no solamente administre los sacramentos, sino que contribuya a formar agentes en la pastoral rural, así como en las más de 20 comisiones diocesanas que dan vida al Plan Pastoral Diocesano.

En General Cepeda, se ha instalado un basurero de desechos tóxicos a pesar del daño que genera a los mantos freáticos, en donde los empresarios y el anterior alcalde brincaron las barreras por la ambición al recibir ganancias de un negocio en donde el bienestar de los lugareños no sólo del ejido Noria de la Sabina, sino de los que están situados en dicho municipio es lo de menos.

Por ello en la homilía del fraile dominico abordó el tema, tomando del Evangelio de San Marcos  en donde Jesús pide a un hombre que se deshaga de sus riquezas y lo dé a los pobres, además de tomar la Primera Lectura de San Pablo en donde se habla sobre la salvación que significa haber vivido en el mundo procurando por los demás, como lo hizo Jesús en la figura humana, lo cual debe ir más allá de lo individual porque estamos llamados a conformar y vivir en sociedad, empezando por el núcleo que es la familia, posteriormente incidir en colectividad.

“Le tenemos que dar cuenta a Dios de cómo aplicamos lo que aprendimos en el Evangelio, pero lo aplicamos en la extensión de la Iglesia misma, cómo nosotros intervenimos para que las políticas públicas, las políticas económicas, para que los servicios se den a todos los seres humanos, este es el mandamiento del amor.

La salvación no se obtiene con boletas de sacramentos sino con obras dijo Fray Raúl Vera a la feligresía. Foto: Brenda Delabra

Si esto pasa por la conformación de una comunidad social, estamos en el tiempo de elecciones, estamos escuchando a los candidatos que quieren ser presidentes y senadores, hermanos no de cualquier manera se debe gobernar, no de cualquier manera se debe llevar la organización política, por ejemplo, cuando se da permiso de que se instale un depósito de residuos tóxicos aquí para que nuestros hermanos estén recibiendo agua envenenada, y esto pasó por el municipio, pasó por el Estado, pasó por la federación. Hay un modo de gobernar, si verdaderamente se tiene cuidado de la gente que está aquí, se le dice a este señor, usted se va a un lugar donde no dañe, que tenga que pagar el trasporte que se quiere ahorrar por el hecho de que en Noria de la Sabina pasa una carretera y el ferrocarril, solamente para que el empresario gane dinero, compró a la gene con mentiras, compro al municipio no sabemos cómo yo no voy a juzgar, pero va contra la vida humana”.

Los habitantes de los ejidos están viviendo en carne propia un problema de contaminación que afecta no a una familia, sino al suelo donde los campesinos aún siembran, crían su ganado y defienden el agua, sin embargo esto no es suficiente para terminar con la corrupción que ha abierto la puerta a una devastación ambiental.

El llamado de nuestro Obispo a las y los bautizados, así como al padre Antonio Tapia Torres es que trabajen, defiendan la riqueza del territorio, que practiquen el Evangelio en cada paso que den para lograr la salvación. Al finalizar la homilía el nuevo párroco de San Francisco de Asís, hizo su profesión de fe, el juramento de fidelidad ante sus hermanos sacerdotes, Fray Raúl Vera le hizo entrega de las llaves del Sagrario, los libros de Sacramentos, los libros del Plan Pastoral.

Después de participar en la Eucaristía los habitantes de General Cepeda, además de laicas y laicos de San Buanaventura, Monclova, Saltillo y Nadadores que acompañaron al padre Antonio Tapia, compartieron la cena mientras el grupo norteño los Tucanes amenizaron la convivencia.



Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE