Piden dones al Espíritu Santo

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

29 de junio de 2018

Monclova, Coahuila.

 

Jóvenes de la Vicaría de Nuestra Señora de Guadalupe reciben el sacramento de la confirmación.

“Cuando entendemos que todos somos hermanos, no podemos permitir que exista desigualdad”. Fotografía: Adalberto Peña

Jóvenes de la comunidad parroquial del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en Monclova, Coahuila, recibieron este sabado30 de junio el sacramento de la confirmación por parte de Fray Raúl Vera López, nuestro obispo, en una celebración eucarística realizada en las instalaciones de la parroquia en punto de las 10:00 horas.

Madrinas y padrinos acompañaron a sus ahijados en tan importante momento al renovar sus promesas bautismales luego de recibir en sus manos la luz de cristo para pedir a Dios el derramamiento sobre ellas y ellos de los dones del Espíritu Santo y a su vez ponerlos al servicio de la sociedad.

Al iniciar la celebración, el obispo Vera recordó que los cristianos están llamados a ser morada de cristo para que de esta forma Él pueda habitar en el mundo: “5Nosotros somos cristianos, somos profetas que debemos denunciar y preocuparnos por lo que pasa en la sociedad. El Espíritu Santo viene a enseñarnos la forma en la que se organiza el mundo. Cristo vino a darnos la libertad y la inteligencia para salir a organizar el mundo, para impactar de forma positiva en la sociedad”.

“Haciendo el bien es como realizamos nuestra vida, no con la mediocridad”. Fotografía: Adalberto Peña

Luego de leer el Evangelio de las bienaventuranzas, Monseñor Vera recalcó que es ahí donde Cristo deja claro la forma en la que se organiza el mundo y como debemos colaborar en su construcción: “Jesús nos habla de los limpios de corazón, aquellos que no son ambiciosos y que logran ver a las personas más allá de los estigmas que le pueda poner la sociedad. Cuando entendemos que todos somos hermanos, no podemos permitir que en la sociedad haya desigualdad. ¿Por qué tenemos que aceptar el mundo mediocre que nos quieren vender en donde nos dicen que unos tienen más y otros menos? Jesús nos está dando los criterios para construir el mundo”.

Para finalizar su mensaje, nuestro obispo recordó que el Evangelio no solo se utiliza para lectura sino para una experiencia real en la vida, es ahí donde se encontrará la plena realización de la persona: “Vivir el Evangelio es transformar nuestro alrededor, haciendo el bien es como realizamos nuestra vida, no con la mediocridad”. Finalizó.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE