Peregrinos de nuestro tiempo

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Realizan “Posada sin fronteras” en Casa del Migrante

Padre Pedro Pantoja acompañado de los migrantes antes de la petición de posada

Próximos a cumplir 15 años de luchar por los derechos de los migrantes y brindarles una estancia digna en su paso por Saltillo hacia los Estados Unidos, la Casa del Migrante celebró ayer 20 de diciembre la “Posada sin Fronteras” teniendo como invitados a los distintos grupos que les apoyan y sirven desde diferentes áreas.

Un recorrido significativo para pedir posada por la colonia que, poco a poco y gracias al trabajo de quienes laboran ahí, han ido aceptándoles y acogiéndoles fue la primera actividad en el programa, dos de los migrantes en representación de José y María encabezaron el contingente junto con el presbítero Pedro Pantoja, asesor espiritual, y Fray Raúl Vera López, obispo de Saltillo.

Al iniciar la caminata, Pantoja expresó la relación que existe entre nuestros hermanos que van en busca de un sueño y una mejor vida, con los padres de Jesús que pedían posada para poder traer al mundo al Salvador: “Ellos son los verdaderos peregrinos de nuestra época, a quienes se les ha negado posada y a quienes se les ha maltratado. Con ellos caminamos hoy”.

Cantos adaptados a la realidad de nuestros hermanos, fueron entonados para la petición de posada, lo que provocó la sensibilización de quienes los acompañaban al tener que negarles alojo y cantar: “Vete migrante a tu tierra, aquí no tienes lugar”; luego de peregrinar por las calles aledañas a la casa se reflexionó sobre una triste realidad que aun se vive día a día.

Los migrantes recorren las calles de la colonia Landín pidiendo posada

“En un México que viola los derechos humanos, los auténticos peregrinos enfrentan amenazas, despojos y múltiples violaciones y siguen caminando, luchando por un mundo sin fronteras y sin estructuras de seguridad represiva. Como defensoras y defensores de derechos humanos gritamos Misericordia y Justicia por una nueva realidad”.


Nuestro obispo también aprovechó la oportunidad para saludarles y dejarles un mensaje a los “caminantes de la esperanza”: “La casa del migrante no existe para recoger despojos o recibir mutilados, existe para entender de dónde surge este fenómeno de la migración y en conjunto con otras casas trabajamos para que esto acabe y las cosas cambien. Ustedes son mensajeros De Dios, personas que luchan por un mundo mejor, son unos guerreros. Esto es lo que nosotros entendemos cuando estamos frente a ustedes. Gracias por ser mensajeros de la verdad y reflejo del mundo”. Mencionó Monseñor Vera, como parte de su mensaje.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE