No somos un comercio… No vamos a abrir los templos ahora

 

Jacobo Ordoñez

jacoboodonez@diocesisdesaltillo.org.mx

Saltillo, Coahuila a 18 de mayo del 2020

 

El señor Obispo no se mete en política. Nadie es dueño de la política. La institución política debe garantizar la justicia y el derecho, Raúl Vera.

 

Los templos de la Diócesis de Saltillo no serán abiertos durante el mes de mayo

Los templos de la Diócesis de Saltillo no serán abiertos durante el mes de mayo, pues se seguirán las indicaciones de la Jornada de Sana Distancia de la Secretaría de Salud Federal. “Es un contrasentido echar a perder la disciplina con la que hemos bajado en un 74% el número de contagios, por esta disciplina que hicimos férreamente y sin necesidad de recurrir a la fuerza pública, hemos entendido mucho. Hasta terminar el mes de mayo, no vamos a abrir los templos. No vamos a ser irresponsables, ni ser instrumentos de contagio. Aquí es cuestión de consciencia que tenemos que tener”, dijo Fray Raúl Vera, Obispo de Saltillo en una homilía que él mismo consideró “para adultos con reservas”.

 El Obispo le pidió madurez a la feligresía afirmando que no se requiere estar en un templo para creer que están participando de la Eucaristía; prometió que las misas transmitidas por radio, televisión y medios digitales, seguirán ofreciéndose sobre todo considerando a la población vulnerable al Covid19, añadiendo que la Conferencia del Episcopado Mexicano ha pedido que se transmita al menos una misa por templo. Haciendo referencia al presbiterio pidió que “no se echen de cabeza”, a los que les urge abrir los templos, como los comercios que han abierto en una primera etapa en la estrategia de activación. Dijo enfáticamente: “no somos un comercio, sápanlo” y pidió a los pastores, a tener cordura. Monseñor Vera adelantó que tendrá una reunión con sus vicarios durante la semana, para organizar la próxima apertura de templos y parroquias.

 En tiempos de pandemia y aislamiento social, el acceso a las misas del Obispo de Saltillo es muy sencillo. Durante ellas, el obispo no sólo ha guiado la fe de la feligresía que se encuentra en aislamiento físico debido a la pandemia del Covid19. Monseñor Raúl Vera pide que las personas que siguen sus transmisiones se reconcilien entre sus familias y hagan actos de caridad; da recomendaciones para seguir las Ruedas de Prensa que el sector salud federal ofrece a diario pidiendo que la gente se quede en su casa; hace oración por los integrantes del Comité Cerezo; pide por la integridad y seguridad de periodistas y defensores de derechos humanos, entre otros el corresponsal en Guerrero o el campesino de Salaverna, Zacatecas que lucha contra la Ocampo Mining Tayahua que pretende apropiarse de las tierras; habla de la no privatización de recursos naturales y en especial del agua; habla del aniversario de creación del comité técnico para la reparación y la justicia en Pasta de Conchos y el posible rescate de restos de los mineros; denuncia junto con las madres que buscan a sus desaparecidos, la estrategia de simulación y administración del dolor del gobierno, y la falta de integración de los familiares de los más de 60 mil desaparecidos en este país; arremete contra acciones y decretos, entre ellos el del Presidente de la República en el cual dispone que la Guardia Nacional realice tareas de seguridad pública de manera extraordinaria (hasta el año 2024); habla de sus anteriores diócesis, de su pueblo natal, de su familia; pide por la no discriminación de la comunidad LGBTI+; pide no guardar silencio ante las injusticias contra el pueblo, como Monseñor Angelelli o Monseñor Romero lo hicieron; contiene el llanto al hablar de compañeros con quienes estuvo predicando en las Islas Marías y al morir se han ido con las manos llenas.

Las celebraciones Eucarísticas del Obispo Raúl Vera siempre se han reconocido como eventos no necesariamente breves. Hace 20 años que llegó a Coahuila, la prensa local y nacional, identificó en él a un líder que podía dar un lineamiento sobre diferentes acontecimientos de la vida de la comunidad estatal. Los diferentes medios acostumbraron a entrevistarlo, no sólo al final de sus misas, sino durante ellas, ya que sus homilías integran tanto detalles teológicos y bíblicos, como su aplicación en la vida política, económica, laboral, y social de las personas.

La salvación que Jesús hace de cada una de nosotras y nosotros, según dijo el Obispo de Saltillo como introducción a la misa del día de hoy, “llega cuando realizamos la edificación del proyecto Dios, entendiendo eso como nuestras acciones para que todas las personas tengan una vida con abundancia, plenitud y dignidad”. Hoy durante su homilía, para hablar del testimonio de fe que debemos dar, señaló la ley indígena del ex-Presidente Fox como “un programa de solidaridad” diciendo que en México aún cuando las convenciones internacionales de derechos humanos están reconocidas en nuestra Constitución, quienes acceden a derechos, son los que tienen dinero y no tienen rasgos indígenas, tratando a las demás personas como objetos, y dijo: “Lo más hermoso es que Dios nos quiere sujetos constructores de esta tierra… Dios nos dio su imagen y semejanza, Dios nos dio la facultad intelectiva y la facultad volitiva, es decir, la inteligencia y la voluntad, para que seamos sus vicarios en la construcción de la historia, en la construcción del mundo”. Hace un mes que Monseñor Fray Raúl Vera López, O.P., celebra una misa diaria a la 1pm, a puertas cerradas, desde la capilla de su casa, desde donde transmite para las páginas que la Diócesis de Saltillo tiene tanto en Facebook como en YouTube. 

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE