No sé olviden del amor y la justicia  

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

En la celebración de despedida de la imagen reliquia nuestro Obispo  pidió seguir el ejemplo del mártir cristero que profesó la fe entendiendo lo que Jesús quiere de sus hijos

La imagen reliquia de San José Sánchez del Río fue despedida de Saltillo Foto: Brenda Delabra

La noche del lunes 30 de octubre, la comunidad saltillense despidió la imagen reliquia de San José Sánchez del Río que durante un mes estuvo en nuestra Diócesis de Saltillo, además de visitar las de Torreón y Piedras Negras, nuestro Obispo Raúl Vera invitó a quienes acudieron a la misa a reflexionar, ¿cómo me cuestionó la visita de la reliquia?, para descubrir el cristianismo que hay en cada uno.

Con agradecimiento a la comunidad, al párroco del Santo Cristo del Ojo de Agua, José Ignacio Flores Ramos y el vicario Christian Figueroa, por el esfuerzo que se hizo para tener la visita de la reliquia que guarda un gran significado de profesión de fe, Monseñor Raúl Vera invitó a vivir la celebración sintiendo y pensando en los valores que hay en la mente y corazón de Dios para realizar la vida humana, no solamente la personal, sino arriesgar por la vida comunitaria y social como lo hizo el pueblo de Dios en la época de los cristeros.

En el Evangelio según San Lucas 13,10-17 se narra la sanación que Jesús realizó a una mujer enferma por más de 18 años, en sábado día de reposo, acto que fue reprochado por el principal de la sinagoga, a lo que Jesús respondió: ‘ustedes si desatan a su buey y su mula en sábado para que no se mueran de sed’.

“Hermanas y hermanos ellos hacían un cristianismo de cumplimientos y esos cumplimientos los hacían para granjearse a Dios y entre más cosas hacían resulta que eran más bien vistos, por eso acuérdense del ejemplo que pone nuestro señor, del publicano que condenaban con un pecador que no podía presentarse a la sinagoga, no podía estar en ningún acto religioso, uno de esos hombres fue y se sentó hasta allá atrás y se golpeó el pecho y decía señor apiádate de mí porque soy un pecador. En cambio los fariseos uno llegó hasta adelante y empezó a decir en voz alta yo te agradezco Señor que puedo cumplir con los ayunos, puedo cumplir con las limosnas, no soy como ese publicano que esta allá atrás, y dice Jesús salió justificado y perdonado por Dios y este fariseo que se fue a recodear que hacía todo, con su pecado se largó a la calle”, dijo durante la homilía nuestro pastor.

“En la cuaresma no comen carne, viene el novenario del Santo Cristo y lo hacen, luego viene el otro novenario, luego el de la Virgen de la Guadalupe y acabas el año ahora si tengo derecho, ya me granjee a Dios. Pero si vamos a revisar, cómo tratas a tu esposa, como te preocupaste por tus hijos, cómo te preocupaste por lo que estaban pasando tus vecinos… A veces llevamos un cristianismo de cumplimientos y por eso creemos que somos superiores a todos y como somos superiores a todos no nos interesa, si hay alguien pobre que no come, un tomador que fue atropellado, sale un muchacho al que por ser homosexual lo apalearon y decimos ese perverso se lo merece, pasaron los migrantes por aquí y lo mataron se lo merece por ambicioso por querer ganar en dólares, estas son las respuestas de una persona llena de sí que cree que a todos puede juzgar”, puntualizó el obispo dominico.

Por los aniversarios de la parroquia, la imagen del Santo Cristo y la construcción del templo se develó la placa conmemorativa Foto: Brenda Delabra

Siguiendo el ejemplo del niño cristero que por defender la fe, los valores de la justicia y el amor, Monseñor Raúl Vera invitó a los feligreses a sacudirse la flojera, la cobardía que nos hace callar ante la forma en que está siendo gobernado el país, “Todos somos unos tibios que ante nuestros ojos se comenten las injusticias y los atropellos y nosotros callados. Que nos de vergüenza, ver a un niño de 15 años que si entendió que Cristo debe reinar en la sociedad por medio de nosotros, y por medio de nosotros quiere decir con los valores de la verdad, la justicia, la libertad, el respeto a la dignidad humana, cómo está eso que estamos manteniendo un gobierno que está gobernando contra nosotros y con nuestros impuestos y nosotros con la boca cerrada”, reflexionó fray Raúl Vera.

Al finalizar la Eucaristía el párroco José Ignacio Flores Ramos, agradeció el apoyo de los bienhechores que hicieron posible el traslado de la imagen reliquia a Saltillo, a la comunidad que durante un mes participó en las peregrinaciones y visitas en los diferentes puntos de nuestra Diócesis. Previo a la bendición final el padre Nacho y nuestro Obispo develaron la placa conmemorativa por los 100 años de ser finalizada la construcción del templo, 90 años de la imagen del Santísimo Cristo del Ojo de Agua, y los 40 años de ser erigida como parroquia.

La reliquia del niño cristero partió hoy  martes 31 de octubre con destino a la Arquidiócesis de Guanajuato, la primera ciudad en visitar será León.



Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE