Música, arte y diversión

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

20 de octubre de 2018

Saltillo, Coahuila.

Niñas y niños disfrutaron de “El príncipe feliz” en el festival Ágape niños

Angelina Martínez e Ignacio Mariscal en la narración del cuento “El príncipe feliz” de Oscar Wilde. Fotografía: Adalberto Peña.

Como parte de los eventos organizados para la edición 2018 del festival Ágape, que se encarga de promover la música y el arte sacro entre la comunidad a través de eventos culturales, se llevó a cabo la mañana de  este 20 de octubre el espectáculo “El arte me hace crecer” en las instalaciones del Ranchito del Rey y María Madre en Saltillo.

El evento dirigido al público infantil estuvo a cargo del concertista Ignacio Mariscal y la cantante Angelina Martínez, quien se dijo emocionada por participar una vez más del festival, con el cual colabora desde la primera edición, además de un invitado especial, Ikhal (palabra maya que significa “el espíritu”), como llama el maestro Mariscal a su Violonchelo.

Las niñas y niños beneficiados por los centros comunitarios que atiende la Fraternidad Verbum Spei, fueron los afortunados de disfrutar de la narración del cuento “El príncipe feliz” de Oscar Wilde, que con la voz de Angelina y las notas de “Ikhal” ejecutadas por el maestro Mariscal, mantuvieron atento al público de principio a fin.

En entrevista, la cantante mencionó que trabajar con el público infantil representa un reto por la sinceridad con la que se expresan. “No tienen prejuicios, no les da pena bostezar o quedarse dormidos pero ver que captas su atención te hace sentir que lograste el cometido”.

Sobre la importancia de la realización de eventos que acerquen a niñas y niños a la música, el arte y la cultura, la artista considera que es necesario tener más espacios como el festival Ágape, pues “el arte representa un arma contra tantas cosas que se viven hoy en día en la sociedad. Un niño que es encaminado hacia el arte, despierta la sensibilidad que existe en él y los vuelve además críticos,  artistas y eso los hace inclinarse cada vez más a arte de mayor calidad”.

Niñas y niños beneficiados de los centros comunitarios de las colonias Omega y Mirador disfrutaron de “El arte me hace crecer”. Fotografía: Adalberto Peña.

Por su parte, Ignacio Mariscal confesó haber disfrutado la experiencia de interactuar con niñas y niños, pues es algo nuevo para él. Consideró que es importante que las madres y padres de familia descubran los beneficios de acercarles a la música por lo que apuntó que “todos los niños y niñas deberían tener acceso a algún instrumento musical”.

“Para tener acceso a la música no se requiere tener un especialista, los niños son muy receptivos. La cultura no es una acumulación de datos, es una sola semilla que germina”, comentó Mariscal Martínez quien además agregó que cualquier género de música es bueno, siempre y cuando “no vayan contra la decencia y aporte al fortalecimiento de valores espirituales” haciendo referencia al género urbano que está de moda entre niñas, niños y jóvenes.

Las actividades del festival Ágape continúan  durante el resto de este fin de semana, reuniendo varios artistas y concluyendo el domingo 21 a las 12:00 horas con la participación del coro de la Fraternidad Verbum Spei y el coro de alumnos becados Ágape-Omega.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE