Modelo de ayuda humanitaria

 

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

La Casa del Migrante de Saltillo marca la pauta para constituir la Casa Monarca en Santa Catarina, Nuevo León

090916monarca1

El padre Pedro Pantoja intercambio de ideas con el presbítero Luis Eduardo Zavala

El trabajo que se realiza en la Casa del Migrante Saltillo, es modelo para la comunidad de  la parroquia  Santa Catarina Martir que se encuentra en proceso de formación de Casa Monarca. Ayuda Humanitaria al Migrante, en Santa Catarina, Nuevo León.

Al frente del grupo está el presbítero Luis Eduardo Zavala, quien entusiasta dirige a los feligreses desde noviembre pasado para brindar ayuda humanitaria, asesoría legal y en materia de Derechos Humanos a quienes llegan a Santa Catarina, municipio donde todavía tiene paso el tren.

La idea de comenzar a trabajar a favor de la población surgió precisamente en noviembre pasado, cuando  su Santidad Francisco anunció el Jubileo de la Misericordia, “Se necesitaba otra cosa dijo el señor Arzobispo, es el año de la Misericordia, es importante que la gente vuelva su mirada hacia los migrantes concretamente si pasan frente a nosotros”, comentó el sacerdote.

Arrancar  el proyecto no fue fácil, pues solamente cinco feligreses se aventuraron a conocer la realidad de las mujeres y hombres que dejan los países centroamericanos en busca de una mejor calidad de vida, haciendo visitas a la Casa del Migrante de Saltillo y Casa San Nicolás, ubicada en Guadalupe Nuevo León.

Las visitas fructificaron al comenzar el trabajo a favor de la población migrante en la parroquia, luego se mudaron a una casa provisional donde se da alimentación, asesoría legal para ayudar en el proceso de regularización o en el proceso de buscar una visa humanitaria, además  de brindar asesoría integral respecto a sus Derechos Humanos, trabajo al que se han sumado ya 60 voluntarios.

Visitar periódicamente la Casa del Migrante de Saltillo, además de la experiencia que el padre Pedro Pantoja tiene no sólo en llevar el albergue sino en materia de defensa de la población centroamericana que llegue a México, es fuente de inspiración para los miembros de Casa Monarca.

090916monarca3

Parte del equipo de Casa Monarca participando en el Jubileo /Cortesía

“Mi equipo está muy contento, con muchas ganas de aprender, de convivir, ellos cada vez que vienen se van muy alimentados de la experiencia,  del trato, los años de experiencia en la casa de Saltillo nos sirven para no cometer errores, para motivar al personal, para entender mucho de capacitación y preparación en la que deben involucrarse”, comentó el promotor de la casa en  Santa Catarina.

El equipo de Casa Monarca está participando en las actividades del Jubileo de la Misericordia para Personas Migrantes, oportunidad que el presbítero Luis Eduardo Zavala valora junto a la comunidad que ha decidido apoyarlo en trabajar para instituir además del refugio, políticas públicas, entablar un diálogo con el gobierno que ha dejado de lado la ayuda humanitaria.

“Lo más importante de este Jubileo es que también nos vean como parte de lo que queremos colaborar y contribuir a su labor. Algo que siempre sigue siendo un reto enorme es el testimonio de vida del padre Pedro, su vida, su ejemplo, su sabiduría,  todo el camino que ha recorrido.
Nos mueve mucho el centro de estudios de la gente profesionista que se ha encargado de los voluntarios, estamos empezando inclusive a abrir una casa para recibir voluntarios sin haber la casa, para poder generar reflexión, para poder hacer política pública de Derechos Humanos de  los migrantes”.

Aunque la institución se ha establecido en una casa por el momento, tienen ya un terreno en promesa de venta, donde pretenden construir la casa, mientras eso sucede el objetivo es tocar conciencia en la sociedad, hicieron sinergia con el Tecnológico de Monterrey y con la Casa San Nicolás para trabajar en indicadores de Derechos Humanos de los migrantes en la zona Metropolitana de Monterrey, refiere el párroco es algo que aprendieron en Casa del Migrante Saltillo, no sólo brindar ayuda en la parte humanitaria, sino ir más allá con la sociedad, el gobierno principalmente.

“Tenemos que decirle al gobierno qué tiene que hacer, porque lo que hace es todavía un esquema de seguridad, muy lejos de la seguridad humana, ven todavía al migrante como un problema de seguridad, no ven al migrante como una oportunidad de hospitalidad, como una oportunidad de promoción, difusión del entorno que vienen tan negativo, es lo que hemos aprendido. Los retos que tenemos como casa y que definitivamente tenemos que seguir arrastrando el lápiz para poder hacerle ver a la autoridad que tenemos datos, experiencias de migrantes recogidos de primera voz que la autoridad no está cumpliendo”.

090916monarca4

Nuestro Obispo Raúl Vera saludó a parte del equipo de Casa Monarca

Dentro de los objetivos que ya se han logrado es evitar que la policía al menos de Santa Catarina, hostigue y extorsione a los migrantes, directamente la organización ha sostenido pláticas con la policía y el alcalde dicho municipio, en la Zona Metropolitana de Monterrey es más difícil, pues la policía sigue cometiendo abusos contra los centroamericanos, lo cual impulsa a la organización a alzar la voz ante las autoridades e ir escalando con fuerza en el proceso de gestión de recursos para lograr construir el albergue.

“Tenemos un proceso para gestión de recursos y el proceso de la constitución como es la A.B.P eso es lo que estamos haciendo con pasos firmes y estamos buscando construir, tenemos esperanza; nos hemos vinculado con donadores internacionales  y la idea es que podamos establecer  un puente entre recursos que llegan de la Unión Europea para con ello también vincular las demás casas”, finalizó el Director Ejecutivo de Casa Guadalupana, donde por el momento reciben a los migrantes.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE