Migración: un desafío de nuestros tiempos

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

“Ante los inalcanzables y violentados derechos humanos de las personas migrantes, Dios nos interpela: ¿Dónde está tu hermano?”

El presbítero Pedro Pantoja da lectura al comunicado de la Reunión Anual de Casas del Migrante Foto: Adalberto Peña

Ante la creciente violencia que en diferentes formas se manifiesta en contra de los migrantes, en su mayoría centroamericanos que buscan instalarse en los Estados Unidos, representantes de Casas del migrante y Centros de Derechos Humanos, se reunieron en Monterrey, Nuevo león para reflexionar, analizar y evaluar los esfuerzos que se han realizado para dignificar la vida y estancia en nuestro país de estas personas.

Durante la reunión se destacó que el fenómeno de la migración forzada en México representa un gran desafío que se debe afrontar, pues la realidad que se vive es el abuso, la corrupción, el maltrato, la discriminación, la explotación y la impunidad  entre otras formas de violencia hacia estos grupos que da cuenta de una crisis humanitaria que crece día con día

En su participación, Fray Raúl Vera López, quien atiende dentro de su labor pastoral a los migrantes que transitan por la Diócesis de Saltillo, mencionó que es importante hacer de nuestro país una red protectora para ellos además de crear una conciencia de respeto hacia la dignidad de cualquier persona.

Rueda de prensa de la Reunión Anual de Casas del Migrante presidida por Fray Raúl Vera López Foto: Adalberto Peña

También se congratuló en los esfuerzos que se han realizado y que han dado buenos frutos al respecto: “Me alegra ver que más gente se sume para defender a los seres humanos, pues cualquier ser humano tiene un valor único. Es gratificante saber que son laicos quienes trabajan en favor de los migrantes. Gracias por sumarse a la causa”.

Más tarde, en una rueda de prensa ofrecida por los representantes de cada casa y centro, se dio lectura a un comunicado que refleja la realidad del fenómeno en México y que además invita a reflexionar desde las palabras de Su Santidad Francisco, quien pide a la Iglesia que se acoja, proteja, promueva e integre a los migrantes para, desde esta reflexión, refrendar compromisos y sumar esfuerzos.

“Quienes trabajamos con migrantes hemos descubierto una articulación perversa que comercializa con ellos a través de la trata la corrupción y el secuestro. Mientras el modelo económico mundial no sea frenado, la tragedia de la migración y todo lo que sucede en nuestros países no va a terminar” Mencionó nuestro obispo durante su participación en la rueda de prensa. También se convocó a los agentes de pastoral y al pueblo de Dios en general, “a ser parte comprometida y ver en nuestros hermanos migrantes forzados, refugiados y deportados, los nuevos rostros sufrientes de Cristo”.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE