Miembros del cuerpo de Cristo

El pueblo de Dios debe trabajar para transformar la historia de la humanidad, como lo hizo Jesús en su tiempo

Un día especial vivieron los fieles católicos de nuestra Diócesis de Saltillo, al renovar sus votos los más de 100 sacerdotes, además de ser consagrado el Santo Crisma y bendecidos los Óleos, en la celebración presidida por nuestro Obispo Raúl Vera en el Sagrario de la Catedral.

Previo a la Celebración Eucarística, el presbiterio se reunió con Monseñor Raúl Vera, para luego salir en procesión hacia la catedral por la calle de Castelar e ingresar a la Catedral de Santiago, templo en donde la feligresía fue testigo de la ceremonia especial, en la que posterior a la liturgia nuestro pastor dirigió la homilía a nuestros sacerdotes y laicos, al ser los miembros que integramos el cuerpo de Cristo, donde él es la cabeza para guiar el andar de la humanidad a la que le pide despertar.

Monseñor Raúl Vera consagró el Santo Crisma y bendijo los Óleos

“Esas mentes egoístas, soberbias, que sin miramientos se lanzan contra la vida del pueblo, eso se llama pecado social. Hermanos tenemos que trabajar los cristianos porque no debe existir, nosotros estamos diciendo que mal la estoy pasando, a mi no me alcanza con mi salario, no tengo como atender a mi enfermo. Hermanos a estos es a los que nos habla Jesús, he venido a anunciar la buena nueva a los pobres, he venido a sacar de sus esclavitudes a los cautivos, he venido a sacar de sus prisiones a los prisioneros, porque no se necesita estar en una cárcel para estar prisionero como los que tienen que entregarse por un enfermo o por un funeral y se van con los agiotistas que les ponen unos intereses que a la hora de la hora no pueden pagar, esas personas son prisioneras, son esclavas”, destacó Fray Raúl Vera.

Que además contó el panorama actual que viven las familias, en las que los padres y madres de familia salen a trabajar y se ven obligados a trabajar tiempo extra, llegar a casa, darle de comer y atender a los hijos, sin calidad de vida, pues los traslados de un lugar a otro, más las largas jornadas de trabajo no permiten que se tenga una convivencia sana en cada hogar, ya que los niños y jóvenes al verse solitarios buscan una vida en la calle donde encuentran vicios, se involucran en el crimen organizado.

“Ese tipo de vida es la que hace el pecado, por eso dice Jesús, a ustedes que viven en esas prisiones les he elegido para que vayan y rescaten al mundo, la primera lectura es lo que nos dice enseguida, a ustedes los prisioneros, a ustedes los cautivos a ustedes los pobres los hago yo los liberadores de la tierra, a ustedes los hago sacerdotes del Señor, el sacerdote del Señor es el que transforma la liberación para que de gloria a Dios cada hombre que este en ella. Nosotros como cristianos no estamos en el mundo nada más para pasar un ratito y luego irnos al cielo. Nosotros estamos en el mundo para ganarnos el cielo siempre y cuando trabajemos por la transformación de la historia, por la transformación de las condiciones de vida de nuestros semejantes, esto es ser miembros del cuerpo de Cristo cuya cabeza es él”.

El Obispo Emérito Francisco Villalobos Padilla participó en la consagración del Santo Crisma

Previo a consagrar el Santo Crisma y bendecir los Óleos, Monseñor Raúl Vera llamó a los laicos a ser consientes de lo que implica tomar los sacramentos, los cuales no son un requisito para cumplir como cristianos, ya que representan una transformación de vida.

“Esto que recibimos de auxilios espirituales es hacer personas libres de una mentalidad egoísta, libres de una mentalidad de cobardes, libres de una mentalidad de que todo lo que vemos frente a nosotros sea normal, hay corruptos en este momento están vendiendo el voto, engañando gente, llevando y trayendo para meter uno tras otro, corruptos para acá y corruptos para allá y nosotros viendo como si fuera un espectáculo normal, esto no es de cristianos”.

Los sacramentos que se reciben nos hacen una persona nueva, en la que implica no sólo ver a quien está a nuestro lado, sino abrir la mente y el corazón por medio del respeto del credo a nuestros hermanos Metodistas, Evangelistas, y de otras Iglesias, pues también creen en Cristo, y contando con ellos se puede transformar la historia de un país tan golpeado como México, por ello hizo un llamado final a los fieles católicos, “Somos suficiente contingente para darle otro rostro a este país para que se salga de la cultura de la muerte, para que no siga la corrupción”.

Presbíteros y nuestros Obispos se tomaron la foto del recuerdo

Al finalizar la homilía, nuestro Obispo bendijo los Óleos para los enfermos, luego continuó con la consagración del pan y vino, laicos y sacerdotes compartieron la Eucaristía, luego se procedió a consagrar el Santo Crisma, nuestro Obispo Raúl Vera y nuestro Obispo Emérito Francisco Villalobos Padilla recibieron los dones presentados por los presbíteros Vicente Eliamar Vega, Juan de Dios Vega y Jorge Salvador Guzmán.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE