Más que 43

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Ofrecen en foro, un amplio panorama sobre la desaparición forzada

260916-foro-1

Organiza Comité Estudiantil de la facultad de Economía por los Desaparecidos, el foro “Desaparición: más que 43”

A dos años de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, ubicada en la localidad de Ayotzinapa, Guerrero; la tragedia sigue provocando ecos en la sociedad. Para conmemorar esta fecha, el Comité Estudiantil de la Facultad de Economía por los Desaparecidos, organizó este lunes 26 de septiembre, el foro denominado “Desaparición: más que 43” en la sala audiovisual “Mariano Narváez González” al que acudió parte de la comunidad estudiantil, docentes y público en general.

En el foro participaron Eleazar Cabello, activista social de diferentes organizaciones ciudadanas; Eduardo Calderón, maestro en psicología y asesor del área psicosocial en el centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios A.C.; Raúl Reyes y Guadalupe Álvarez, ambos representantes del colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUNDEC). Cada uno de ellos expuso, desde su perspectiva, el panorama existente en materia de desaparición forzada que se vive en el país.

El maestro Cabello resaltó la importancia de que se realicen foros de este tipo para despertar las conciencias de los jóvenes a la problemática social; durante su intervención recalcó que los hechos de Ayotzinapa se trata de un crimen de estado y no un evento aislado, como han asegurado en su momento algunas autoridades, además asegura que fue a raíz de estos actos como se visibilizaron otros como los ocurridos en el municipio de Allende, Coahuila.

“El movimiento de Ayotzinapa cataliza la acción, el hartazgo y el enojo de cientos de miles de ciudadanos por todas las injusticias que han sufrido, otro elemento importante que marca diferencia entre éste y otros movimientos, es el profundo contenido político. No hay voluntad política del gobierno de Peña Nieto para resolverlo y olvidémonos, no lo va a resolver”.

Por su parte, Eduardo Calderón, presentando un análisis psicosocial de la situación,  resaltó que la desinformación sobre el tema de las desapariciones forzadas, en cualquiera de los casos, afecta en muchas ocasiones a quienes buscan a un desaparecido al momento de emitir opiniones desde los prejuicios que tiene la sociedad, siendo la confusión uno de los objetivos de los diferentes ordenes de gobierno para no esclarecer la verdad.

“Yo quería aportar desde la psicología y terminé siendo aportado desde las familias, creo que ningún profesional hemos logrado lo que las propias familias logran al acompañarse, al compartir experiencias y al compartir la lucha, y como se han tenido que profesionalizar para exigir la búsqueda de sus familiares”, resaltó el experto al recordar que muchas de las iniciativas propuestas en materia de desaparición han salido de las mismas familias de quienes faltan en el hogar.

El señor Raúl Reyes, dio cuenta del trabajo realizado por el colectivo a lo largo de la lucha que han emprendido muchas familias para encontrar a nuestros desaparecidos, además agradeció a Fray Raúl Vera López el apoyo brindado para pedir justicia; actualmente el colectivo lo conforman familias que buscan a un total de 520 personas.

“Nuestras víctimas son una gran fuerza laboral y son idóneos para ser reclutados por las fuerzas del crimen organizado, son doctores, enfermeras, laboratoristas, ingenieros civiles, arquitectos, albañiles, choferes y además mujeres y niños. Por estas razones creemos que nuestros seres queridos siguen con vida”.

260916-foro-2

Comunidad estudiantil interesada en conocer sobre desaparición forzada

Para María Guadalupe Álvarez, la lucha para buscar a su hermano, desaparecido el 6 de enero del 2012 en Piedras Negras, Coahuila, una de las ciudades con más desapariciones en nuestro estado; ha representado dejarlo todo por encontrarlo y sumirse en un desgaste no solo físico y emocional sino también económico. “Yo tenía apoyo de mi hermano, yo tengo 4 años que me recibí y no he podido superarme económicamente  por que estoy al frente de la búsqueda junto con mi mamá y cuando pides un empleo, pocas veces son sensibles a estas situaciones. Hay familias que han perdido empleos, negocios”.

Pidió a la sociedad que no se juzgue a las familias que están en búsqueda de sus seres queridos. “ayúdenos a decirle al gobierno que no nos vamos a cansar hasta que ellos hagan su trabajo y hasta encontrarlos a cada uno de ellos, incluyendo a los chicos de Ayotzinapa, porque no somos 43, somos muchos más, somos 28 mil personas que hacen falta en cada uno de los hogares”, finalizó.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE