Los jóvenes necesitan del Espíritu Santo

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Para las nuevas generaciones entender los cambios y forma de vida actual no es fácil, Fray Raúl Vera los invitó a leer el Evangelio para guiarse en su actuar

Fray Raúl Vera saludó a los jóvenes de Sacramento previo a la celebración

Hasta el municipio de Sacramento llegó Monseñor Raúl Vera para compartir la Eucaristía con los fieles de la capilla dedicada al Sagrado Corazón de Jesús y su párroco Paulo Alfonso Sánchez, celebración en la que 21 jóvenes recibieron el sacramento de la confirmación conscientes de que el cristianismo va más allá de los sacramentos, es una forma de vida a favor de la justicia, la paz y la recuperación de la dignidad humana.

Bajo un sofocante calor de 44 grados, padrinos, madrinas, padres y madres de familia de las y los confirmandos participaron en la Santa Misa, en la que nuestro pastor de acuerdo al Evangelio según san Mateo, contó cómo se pueden tomar acciones para lograr la salvación, transformar la vida de alguien que atraviesa por una adicción, un problema o actúa contra el ser humano en lo individual o en la comunidad.

“Tenía un amigo que era bien borrachín, era mecánico, un día un carro le pasó por encima, le sangró la cabeza, los oídos, la boca, él pidió a Dios – Señor estoy con las manos vacías y así no puedo presentarme ante ti, dame la oportunidad –   se salvó y su vida dio un giro, se dedicó años a contar su testimonio en las cárceles, con los presos hizo un trabajo pastoral fabuloso, hizo un trabajo con el prójimo que cuando murió ahora si tenía que presentarle al Señor”.

“Ser cristiano es no quedarnos callados cuando alguien está haciendo un mal, cuando tenemos el valor de decirle que está mal y logramos que esa persona cambié, pero si te invitan a manifestarte contra el presidente municipal porque la obra de drenaje está mal y tú dices, yo no me meto en política porque eso no me gusta, eso no es ser cristiano, estas solapando las malas obras”, destacó el Dominico.

El grupo de jóvenes y señoritas comprometidos con cambiar su pensamiento para tomar acciones que regresen la dignidad a la persona

En base a las anécdotas que ha vivido con personas que lograron transformar su vida, el Obispo de la Diócesis de Saltillo, invitó a los presentes a mantener los valores en las familias, a trabajar siempre con amor, respeto, buscar la justicia y edificar la dignidad de la persona para lograr trabajar por un cambio que de oportunidad de una vida de calidad para las familias.

La conversión a una vida nueva se dio en los jóvenes que recibieron la imposición de manos de Monseñor Raúl Vera, con el compromiso de ser ciudadanos responsables en su actuar y pensar, porque de ellos dependen los cambios que se requieren en el país, donde la corrupción, violencia e injusticia se han apoderado de la vida de las familias que día a día soportan los abusos que las estructuras política, económica y social ejercen sobre ellas.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE