Los jóvenes: líderes del futuro

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

31 de julio de 2018

Saltillo, Coahuila.

En el cuarto día del novenario, el obispo Vera pide a las y los jóvenes tomar su papel en la sociedad.

Nuestro obispo, enérgico, invitó a las y los jóvenes a participar en la construcción de la historia. Fotografía: Adalberto Peña

En el inicio de la jornada del 4º día del novenario del Santo Cristo de la Capilla, Fray Raúl Vera López, obispo de la Diócesis de Saltillo resaltó la importancia de asumir el rol que cada persona juega en la vida política y social del país para que la realidad que se vive funcione de manera distinta de acuerdo a lo que Dios dicta en su proyecto

Al reflexionar en torno a la figura del Rey Salomón en su etapa de juventud, el obispo de Saltillo recuerda que este joven pide a Dios sabiduría para gobernar y situándose en la realidad actual refiere que: “nosotros debemos pedir sabiduría para quienes nos gobiernan y para el futuro de nuestros nuevos líderes que son los jóvenes”. Además apuntó que gracias a la jerarquización que se ha dado dentro de la Iglesia, falta compromiso por parte de algunos sacerdotes en el trabajo de reestructuración de la sociedad.

Durante su homilía pidió a todas y todos, en especial a los jóvenes, adentrarse en la vida social y política del mundo que les rodea para convertirse en protagonistas de la historia y constructores del Reino de Dios: “Salomón fue parte de la construcción de la historia, nosotros también debemos ser parte de esa construcción. Este pueblo no caminará si no tomamos nuestro lugar en él. Ustedes los laicos no están sometidos a nosotros los sacerdotes. Todos tenemos la misma dignidad y distintas responsabilidades, la de ustedes es la reestructuración de la sociedad”.

Además criticó que algunos sacerdote aun crean que fueron ordenados para permanecer dentro de una oficina o atrincherados en las Iglesias: “nosotros los padres no podemos estar encerrados de los templos, debemos salir y por supuesto que tenemos que hablar de cómo funcionan las instituciones y la estructura política. Jesucristo se hizo hombre para que nosotros seamos mujeres y hombres de verdad, así que se debe luchar contra las estructuras creadas a base del pecado social”.

Para finalizar su mensaje, nuestro obispo motivó a los jóvenes a adentrarse en el silencio interior para poder discernir que es lo que Dios le pide hoy a cada uno de ellos para desde ahí ser participes de cómo se organiza el mundo y como debe colaborarse según las necesidades que existen en la sociedad.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE