Lo representará con amor

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Elí inició la cuenta regresiva para personificar la pasión y muerte de Jesús en la edición 40 del viacruis en la Parroquia del Santo Cristo del Ojo de Agua

Mauro Elí está concentrado en hacer una representación digna de Jesús y sorprender con la caracterización

De niño su mayor deseo era representar a Jesús en el viacrucis, era un objetivo a muy largo plazo, pues recuerda que año tras año acudía con su familia a la tradicional representación, el próximo viernes Mauro Elí Morales Pérez encarnará al mesías, a quien dice representará con honor y agradecido.

Vecino de la colonia Ojo de Agua y asiduo a las celebraciones católicas, Mauro Elí cumple en la edición 40 del viacrucis una participación de cuatro años consecutivos, inició como soldado romano los primeros dos, el tercero fue el judío que se encarga de molestar a Jesús, papel que tomó al no ser seleccionado en el casting en 2016 para ser el protagonista, lo cual no lo hizo bajar el ánimo y justamente este año en que está a punto de convertirse en papá, dudo en ser parte del elenco.

“Este año si se complicó un poco porque mi esposa está embarazada y tiene fechas para este tiempo y dije no voy a poder hacerlo,  vine a misa, estaban los encargados y me dijeron anímate. Entré al casting pues ya sabía algunos diálogos que estudié el año pasado, participamos seis y gracias a Dios se dio la oportunidad. Mi esposa entró a misa, cuando salió me preguntó cómo me había ido y estábamos esperando la respuesta. Se acercó el padre Nacho y me dijo que era el afortunado”, comentó Elí.

La noticia no a toda la familia le agradó, al estar en puerta el nacimiento de su hija Fernanda Monserrat, sin embargo Mauro Elí reflexionó sobre su participación, “Mi familia me apoya, está muy motivada también, al principio la noticia no les cayó muy bien por lo del embarazo de mi esposa, pero ya platicando reflexioné con ellos es una forma de  bendición para ella y para mi darle gloria a él”.

En el camino no va solo, su esposa Karina Marisol Hernández Cortés, lo acompaña a cada ensayo,  procura una alimentación balanceada e hidratación para Mauro Elí, quien dice con una sonrisa “Si mi hija nace el día del viacrucis, tengo que cumplir”, porque sabe que representar a Jesús va más allá de una participación, porque cada personaje le ha dejado una enseñanza y el encarnar al divino maestro no será la excepción.

“Si es muy diferente, el primer año me invitaron y fui perdiendo el miedo, la verdad no me imaginaba disfrazado, cuando el judío te llevas ese sentir de que estuviste trabando y trabando a Jesús como diariamente ocurre en nuestra vida, hay gente que no se deja llevar, que no se deja guiar y uno mismo se va poniendo esas trabas, y ahorita me ha marcado diferente porque es sentir un poco de lo que él padeció,  no se compara pero si me ha marcado el papel de Jesús”, destacó.

Dentro de su preparación física es entregarse en su trabajo como cargador de muebles, subir una escalera similar a la de la parroquia del Santísimo Cristo del Ojo de Agua para llegar a su casa, caminar y trotar en el circuito donde el pueblo de Dios podrá vivir el dolor de Jesús en su pasión, hasta llegar a la cruz, vivencia en la que además es respaldado por todo el elenco conformado por laicos, entre los que esta su hermana quien es parte del pueblo y la mujer adúltera.

Mauro Elí, sabe que dos meses de preparación para aprenderse diálogos, prepararse físicamente al tener el reto de cargar la cruz de aproximadamente 90 kilos de peso, vencer los nervios al saber que no es fácil representar a Jesús, aguantar los golpes, el calor, es algo que no se compara con lo que el salvador padeció, por ello entregará junto con sus compañeros más del 100 por ciento.

“Tengo toda la vida viniendo, como cuando uno dice de grande quiero ser policía bombero, doctor, yo dije cuando yo esté preparado física y espiritualmente quiero representar el papel de Jesús es un gran honor, con todo respeto para él, pero es más que nada el sentir del niño de un día yo quiero ser, tardé 27 años en cumplirlo pero gracia a Dios llegó el momento”.

El viernes Mauro Elí tiene proyectado encomendarse a Dios, comer algo ligero, hidratarse, si puede participar en alguna celebración  previa al viacrucis, confesarse para estar bien con Dios y arrancar a las 15:00 horas el recorrido por la calle Libertad, hasta Niños Héroes, luego bajarán por Hidalgo hasta llegar a Félix  U. Gómez y retoman Libertad hacia lo que es el Mirador, para concluir con la representación.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE