“Levanten la cara, el mundo les espera”

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

3 de agosto de 2018

Saltillo, Coahuila.

Haciendo suya una frase del Papa Pablo VI, próximo a ser canonizado, Obispo Vera invita a devotas y devotos del Santo Cristo a salir y trabajar por un mundo con justicia y dignidad para todas y todos.

“Nuestra carrera no es para hacernos ricos, sino que es un instrumento de servicio”. Fotografía: Adalberto Peña

El milagro de la multiplicación de los panes y los peces, es uno de los más recordados por las personas, seguramente por lo extraordinario que parece alimentar a tanta gente partiendo de tan poco, sin embargo, la figura central de este acontecimiento es el joven que se encontraba en el lugar y que entregó lo que tenía para el bien de los demás.

Al llegar al séptimo día del Novenario en honor al Santo Cristo de la Capilla, a la luz de aquél muchacho, se reflexiona sobre la importancia de entregar lo que cada una y cada uno posee para servir y amar al prójimo, cambiar la falsa idea de progreso utilizando la gracia y la fe que se recibe del Espíritu Santo y obtener un corazón solidario dispuesto a compartir y ayudar en todo momento.

Al iniciar la celebración, Fray Raúl Vera López, O.P. manifestó que existe una idea desvirtuada del progreso que se ha mostrado al mundo que dista mucho del verdadero sentido del desarrollo humano. Mas tarde, durante su homilía, manifestó que es necesario terminar con aquello que mantiene a los jóvenes en la depresión, orillados a vivir como delincuentes y crecer sin la compañía y protección de sus padres.

“hay situaciones injustas que los cristianos toleramos y estamos pasivos ante este desajuste. Si nosotros verdaderamente queremos ser aquello que Dios quiere, desatemos las cadenas que atan a tantos jóvenes que les lleva al suicidio, a trabajar como sicarios, a vivir sin educación y sin padres pues se la pasan trabajando en turnos que no les permiten pasar tiempo con ellos”.

Apuntó además que las cualidades y dones que recibimos de Dios no sirven para enaltecernos sino para servir a los demás: “El que se hace rico a costa de los demás vive en tinieblas, es un miserable. Debemos estar al servicio de los demás. Yo entendí cuando joven que nuestra carrera no era para hacernos ricos, sino que es un instrumento de servicio. No hablo de algo imposible cuando les digo que podemos cambiar el rumbo del país”.

Fieles católicos contemplan la imagen del Santo Cristo de la Capilla. Fotografía: Adalberto Peña

Llamó a dejar de lado las distracciones para terminar con aquellos proyectos que atentan contra los jóvenes y su futuro: “Las ataduras que como pueblo tenemos que desbaratar son aquellos proyectos que dañan nuestro medio ambiente, que acaban con el agua, con la tierra que siembran los campesinos, pero no lo hacemos por cobardes, seguimos entretenidos en la televisión con las novelas y el futbol y viviendo un cristianismo encerrados en los templos. ¿Dónde están los jóvenes? ¿Cuál es su futuro?”.

Al terminar la celebración Monseñor Vera recordó una frase del Papa Pablo VI, quien será elevado a los altares el próximo 14 de octubre, y con ella envió a todas y todos a cumplir con su labor cristiana en el mundo: “Al final de mi ordenación sacerdotal, el Papa Pablo VI nos dijo: Levanten la cara, el mundo les espera. Eso mismo les digo hoy a ustedes, hay un mundo allá afuera que espera por gente como ustedes para funcionar de mejor manera, de la manera que Dios quiere”. Finalizó.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE