La luz de Cristo debe brillar en su Iglesia

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Así como la vida de Jesús se manifestó a través de una estrella, como cristianos hagamos brillar esa luz en ver y trabajar con quienes luchan por la paz, dignidad e igualdad.

Juan Carlos Garay Dávila se encomienda a la oración del pueblo de Dios

El 6 de enero es una fecha significativa en la Iglesia, “Jesús fue anunciado al mundo pagano a través de la luz de una estrella”, comentó nuestro Obispo Raúl Vera que hoy celebró su 30 aniversario episcopal y además ordenó sacerdote a Rogelio Daniel Vidal Chipuli, como diácono a Juan Carlos Garay Dávila.

Con la procesión de entrada de nuestros sacerdotes inició la celebración, en la  Catedral de Santiago que lució llena. El fraile dominico destacó, “En este día hermoso estos hermanos nuestros Daniel y Juan Carlos vienen a unirse uno al orden de los presbíteros y otro al de los diáconos para fortalecer el trabajo evangélico pastoral de nuestra iglesia diocesana”.

Tras escuchar la Liturgia de la Palabra, el rector del Seminario Sagrado Corazón de Jesús, el padre David García Rosales presentó a Juan Carlos Garay Dávila como candidato al diaconado, posteriormente al diácono Rogelio Daniel Vidal Chipuli para el orden sacerdotal. Monseñor Raúl Vera en su homilía habló sobre los reyes de oriente que guiados por la estrella e interesados por el futuro de su pueblo, tomaron el caballo, elefante y camello para ir en busca de un rey justo.

“Jesús vino a enseñarnos la riqueza del ser humano, por eso nació en un pesebre. Él nos viene a decir que lo que vale es lo humano, no los bienes, lo que vale es que seamos capaces de desarrollar la grandeza de amar, de construir para los demás, él no necesito de joyas ni de ningún colguije”.

En su mensaje Fray Raúl Vera pidió a Daniel y Juan Carlos no esconder el Evangelio, sino aceptar el lugar a donde serán asignados para trabajar con sencillez, llevando la palabra y aplicando el Plan Diocesano de Pastoral con el pueblo de Dios al que hay que llegar como el Santo Padre Francisco nos pide, “Salgamos de las iglesias para que en este mundo se entienda el vivir bien, comer bien, pero no con lujos”, la tarea como cristianos es trabajar con los valores universales,  recobrar la dignidad de cada individuo, mantener los derechos que como ciudadanos tenemos, buscar el bien común.

“Pongan los ojos en los sencillos que tienen sed de justicia, en los padres de los estudiantes de Ayotzinapa, en los campesinos de General Cepeda que están defendiendo su tierra de un basurero de desechos tóxicos, de los campesinos en Lerdo que se oponen a la instalación de una fábrica de cianuro, en esos, en los pobres, en los humildes, pongan los ojos”, destacó nuestro pastor.

Al finalizar la homilía Juan Carlos Garay fue interrogado por nuestro Obispo, para luego hacer su promesa de obediencia como diácono y recibió el Evangeliario, en seguida Rogelio Daniel Vidal Chipuli fue interrogado y tras aceptar consagrar su vida al sacerdocio, ambos se postraron mientras el pueblo de Dios entonó la Letanía de los Santos. El rito continúo con la imposición de manos de Monseñor Raúl Vera primero al diácono Juan Carlos quien fue revestido por sus padrinos los presbíteros Fermín Parra y Robert Cumberland.

Rogelio Daniel consagró su vida al sacerdocio con la aprobación de sus hermanos

El momento culmen de la ceremonia fue la imposición de manos de nuestro Obispo Raúl Vera a Rogelio Daniel, el vicario general de la Diócesis el padre Gerardo Escareño y el rector del seminario el presbítero José David García Rosales continuaron con el rito para dar paso a los sacerdotes que los acompañaron en este día y dieron el voto de confianza al nuevo hermano en el orden presbiteral. Daniel fue revestido por sus padrinos Plácido Castro Zamora y José de Jesús Rodríguez Mendoza, párrocos de Catedral y la Divina Providencia en Monclova.

Las manos de Daniel fueron ungidas con el santo crisma, el padre José López lo condujo con sus padres quienes limpiaron y lavaron las manos de quien dejó la vida de hombre para consagrarla a Dios, dando la primera bendición a sus padres, consecutivamente recibió el cáliz y el saludo de la paz de sus hermanos sacerdotes.

Dentro de la celebración Fray Raúl Vera agradeció el apoyo que durante el proceso de formación recibieron nuestro diácono y sacerdote, “Gracias a la familia de Daniel de Juan Carlos, lo que han sembrado ha dado fruto, agradecemos a todas sus parroquias, a los sacerdotes y fieles que forman parte de la comunidad diocesana donde ellos han estado, a los formadores del seminario que los apoyaron en este camino”.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE