La fe de toda una ciudad se mueve

Arturo Zuazua Hernández

arturozuazua@diocesisdesaltillo.org.mx

Realizan el traslado y acenso de la imagen del Santo Cristo de la Capilla

La fe miles de saltillenses es cargada y ascendida en la Catedral de Santiago. Foto: Arturo Zuazua

Mientras las largas filas continuaban para venerar la imagen del Santo Cristo de la Capilla, los Caballeros de Colon y las Damas del Santo Cristo ya iniciaban los preparativos para el traslado de la imagen hasta su lugar de reposo en la Catedral de Santiago Apóstol.

La valla formada por jóvenes y que separan al Santo Cristo de una multitud llena de fe y alegría  comenzaba a tomar forma, mientras nuestros Obispos Fray Raúl Vera y Francisco Villalobos incensaban la imagen postrada ante los fieles, para después iniciar con la procesión.

Pese a que el cielo se tornaba nuboso y con probabilidad de lluvia, no impidió que la comunidad abarrotara la Capilla y la Catedral para presenciar el traslado de esta fe con años de tradición. El Párroco Plácido Castro anunciaba que a causa del clima la imagen no saldría de las instalaciones de Catedral, por lo que el traslado se realizó por la puerta que conecta ambas naves.

Caballeros de Colon levantaban la imagen y comenzaba la procesión hacia la puerta de la Capilla, para después regresar y entrar a Catedral por la puerta anexa, las Damas del Santo Cristo, nuestros Obispos, los sacerdotes con celebrantes así como Don Agustín Contreras de la comunidad De La Merced  acompañaron a la imagen en el recorrido por el pasillo central de Catedral, para posteriormente llegar al altar. El Santo Cristo fue postrado durante un momento breve previo a su acenso a lo alto del altar.

La imagen el Santo Cristo presente en el corazón de los saltillenses durante años

Con la colocación de la corona a la imagen del Santo Cristo de la Capilla en manos de Nuestro Obispo Fray Raúl Vera dio inicio el acenso hacia su lugar de reposo los próximos nueve días. Terminando con las labores del acenso, se comenzó con la Celebración Eucarística presidida por Nuestro Obispo Emérito Francisco Villalobos.

En la homilía el Obispo Emérito comentó que a los colaboradores del novenario les comentó que el descenso  y acenso es algo muy significativo, pues con así entendemos el significado de todas nuestras acciones; “Este sube y baja que hacemos con el Santo Cristo es lo más bello de estos 9 días”.

Refirió también que le pidamos al Santo Cristo que en estos 9 días nos ayude a interpretar lo que él nos quiere decir, “Es verdad que tenemos conocimiento de nuestra vida, pero muchas veces no nos damos cuenta de lo que nos lastima, de lo que nos hace mal”, mencionó.  

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE