La esperanza de un México diferente

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Jóvenes  internos del CIDTAVS conviven con nuestro obispo.

01. Fray Raúl Vera López saluda a los internos de la residencia juvenil. (Fotografía proporcionada por el CIDTAVS)

En una formación y posición de firmes, los jóvenes del Centro de internación, Diagnóstico y Tratamiento de Adolescentes Varonil de Saltillo (CIDTAVS) recibieron a nuestro obispo a su llegada al lugar, cada uno de ellos estrechó la mano de Fray Raúl Vera López, algunos de ellos lo recuerdan por visitas anteriores, para otros es la primera vez que pueden verle por el poco tiempo de estadía en el Centro.

Algunas familias que aún se encontraban de visita, pudieron también acercarse e incluso participar de la celebración eucarística celebrada en la capilla con motivo de la solemnidad de la Natividad del Señor en la que Monseñor Vera López aprovechó para transmitir su mensaje y conocer de forma cercana la realidad que se vive al interior del centro penitenciario.

Durante su homilía, nuestro pastor recalcó que es nuestra misión, la de todas y todos, hacer el bien y construir el mundo de manera distinta y llamó a los jóvenes a comprometerse con esa misión: “Un México distinto se puede hacer si nosotros nos comprometemos. Ustedes están aquí para aprender a ser dignos, son importantes para Dios y para nosotros. Dios los quiere ver construyendo un México diferente”.

01. Celebración eucarística con los jóvenes del centro penitenciario. (Fotografía proporcionada por el CIDTAVS)

Además motivó a los internos a pensar en un futuro mejor para ellos y sus familias cambiando la forma en que funciona nuestra sociedad y no con la violencia ni con delincuencia: “ustedes son una generación que van a tener que cambiar la dinámica con la que se maneja la sociedad, para eso deben pensar ¿qué van a hacer mañana? Ustedes son personas dignas y capaces de hacer un papel extraordinario en la sociedad”.

De igual forma se dirigió a los familiares presentes y al grupo de jóvenes de Jornadas, quienes realizan apostolado con los internos: “Estos muchachos están aquí por este mundo desigual, donde ya no hay tiempo de atender a los hijos. Este mundo no va cambiar si nosotros no lo hacemos más justo. Hagamos las cosas bien pensando en las y los demás”. Finalizó

Al momento de la oración colecta, los jóvenes externaron algunas de sus intenciones, pidieron por su pronta libertad, por las familias de cada uno, por los enfermos y por quienes carecen de un techo donde vivir, también se pidió por el personal de los centros penitenciarios y por quienes ya no están. Al finalizar la celebración se entonaron algunos villancicos que los jóvenes cantaron con alegría.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE