La desigualdad causa violencia

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Saltillo, Coahuila

16 de septiembre de 2018.

“Sería hipócrita escuchar el Evangelio y no hablar de justicia, ni denunciar lo que sucede en el mundo”. Fray Raúl Vera López, O.P.

Fray Raúl Vera López durante su predicación en la Misa dominical del 16 de septiembre de 2018 en Catedral de Santiago.

Al celebrarse un aniversario más de la Independencia de México, el obispo de la Diócesis de Saltillo, Fray Raúl Vera, recordó durante la Santa Misa dominical en la Catedral de Santiago, que personas con una formación teológica importante fueron protagonistas de este movimiento, además recalcó que gracias a la luz del Evangelio se lograron ver las injusticias cometidas en tiempos independentistas, lo que propició la movilización de quienes buscaban la liberación del país.

Al iniciar la celebración eucarística, el pastor de esta diócesis aseveró que nuevamente se vive en una colonización y ante esto “no podemos quedarnos como cristianos que solamente están en el templo” al tiempo que llamó a todas y todos a observar el mundo con los ojos del Evangelio para poder identificar aquello que nos daña como sociedad.

Durante la homilía, Monseñor Vera López resaltó la figura de Jesús como un rebelde de su tiempo que “no encajaba con los criterios y las leyes de aquél entonces” con el fin de hacer el bien. “Jesús se acerca a los pecadores y los llama a la conversión, se acerca a enfermos y los sana, no solo entra a casa de paganos sino que va a territorio pagano, condenaba la desigualdad y la discriminación, era el único que tenía mujeres discípulas, por eso era perseguido pero no se echó para atrás”.

En su mensaje a las y los feligreses, les motivó a construir una nación diferente y a luchar por “una constitución que permita que a la gente le sean respetados sus derechos y puedan tener verdadera participación política”, advirtió que se debe buscar una nueva liberación que descarte el uso de armas pero no una formación política adecuada para cambiar el rumbo del país.

Al término de su predicación, nuestro obispo, al citar al apóstol Santiago mencionó que “una fe sin obras, no es fe”, de ésta forma llamó a las y los cristianos a ser profetas y denunciar lo que al mundo no hace bien. “Sería hipócrita leer el Evangelio y no hablar de justicia”, finalizó.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE