Inicia segunda fase

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

En la Sexta Asamblea Diocesana se hizo el pronunciamiento para pasar a la segunda fase de la primera etapa de nuestro Plan Pastoral Diocesano

Nuestro Obispo Raúl Vera hizo el pronunciamiento para iniciar a trabajar con fraternidad / Foto: Brenda Delabra

Después de un análisis al interior de las Pastorales y Comisiones que trabajan en la aplicación del Plan Pastoral Diocesano, la evaluación que se tuvo la última semana de agosto y el análisis que se hizo por parroquia, la Comisión del Presbiterio determinó que es el momento de avanzar a la segunda fase de la primera etapa, la cual consiste en practicar la fraternidad.

El objetivo de la Segunda Fase, “El conjunto de bautizados y personas de buena voluntad que habitan en la Diócesis de Saltillo, y aceptando el sentido de su participación en la comunidad, se animan a vivir relaciones fraternas para llegar a ser pueblo en comunión”, mismo que a partir de hoy 23 de septiembre de 2017 entra en marcha, luego de trabajar en la fase de sensibilización.

Nuestro Obispo Raúl Vera López hizo el pronunciamiento luego de su saludo a las y los laicos, a los agentes de pastoral, coordinadores de grupos y el pueblo de Dios que trabaja para unificar esfuerzos en la evangelización y acompañamiento en los sectores vulnerables.

La primera acción empieza en esta asamblea y empezamos con este objetivo, “El conjunto de bautizados de personas y buena voluntad que habitan en la Diócesis de Saltillo que han interiorizado y aceptado el sentido de su participación en la comunidad, se animan a vivir  relaciones fraternas para llegar a ser pueblo en comunión”.

Luego de la intervención de nuestro pastor los más de 500 Participantes celebraron con alabanzas, baile, y dentro del ambiente festivo los globos, serpentinas, trompetas, le pusieron más color a la jornada. Luego del receso se tuvo la primera iluminación para luego pasar al trabajo por núcleos, en donde los participantes se agruparon por colores con la finalidad de tener una perspectiva de las parroquias que son parte de nuestra diócesis.

El signo fueron los auriculares, la pregunta que abrió el debate entre los grupos fue ¿Qué sugiere este signo para nuestra vida de relación entre unos y otros?, las respuestas fueron variadas, pero se coincidió que los miembros de la Iglesia debemos estar abiertos a escuchar al prójimo, a quienes tenemos al lado para poder así dar un consejo, ayudar, evitar el egoísmo, pues al trabajar en el primer objetivo de la primera fase que es la sensibilización se ha dado el paso para el segundo peldaño que es vivir relaciones fraternas para llegar a ser pueblo en comunión.

Un ambiente de fiesta con alabanzas, globos, serpentinas, trompetas para celebrar este gran paso /Foto: Brenda Delabra

Durante el trabajo de grupos se evaluó ¿Ha sido un trabajo progresivo, continuo y permanente en tu comunidad parroquial?, ¿Cuáles han sido las acciones más significativas que se realizaron para avanzar en este objetivo?, ahora en el momento de vivir relaciones fraternas en esta segunda fase la pregunta para todos es ¿Cómo crees que hemos de animarnos unos a otros para ejercitarnos en este valor?, las respuestas fueron variadas pero las más destacadas fueron respetar los talentos, integrar más personas a la comunidad, complementarse en el trabajo unos a otros, llevar el Plan Pastoral a más personas.

El cierre de la jornada fue vivir la Hora Santa dirigida por el presbítero Plácido Castro Zamora, escuchar el mensaje final de Fray Raúl Vera quien dio la bendición a las y los jóvenes, mujeres y hombres que dan vida a nuestra Iglesia que cada día tiene el compromiso de ir en salida a los sectores con carencias.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE