Inicia el séptimo día del novenario al Santo Cristo de la Capilla

Arturo Zuazua Hernández

arturozuazua@diocesisdesaltillo.org.mx

“Debemos escuchar, pensar, reflexionar y reaccionar con el evangelio”

 

“El evangelio no es para sentir bonito e ir al cielo”.

Con la primer misa del día a las 5:30 de la mañana a cargo de nuestro Obispo Fray Raúl Vera, comenzaron las actividades de este séptimo día, en el que se nos invita a reflexionar “pobre de ustedes los ricos que ya tienen su consuelo”. En un mensaje breve echo por el Pastor de nuestra iglesia dijo: “Debemos mejorar las estructuras políticas, ya es tiempo de ver el evangelio con madurez.

En la homilía el Obispo Dominico comentó a los presentes el porque los misericordiosos, los que tienen hambre y sed de justicia son felices, pues argumentó que ellos no están contagiados del sistema. Refirió que el día de ayer sostuvo una reunión con una persona encargada de defender la privatización del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social); “Es lo mismo que quieren hacer con PEMEX, las autoridades dicen que es algo que beneficiará al pueblo, pero no solo estos servicios quieren privatizar, ahora también la educación con esa reforma”

“Detrás de todas estas ganancias no hay más que favorecer a todas las personas que en ellas van a participar, en el sector salud ya solo tendremos derecho a 2 estudios por enfermedad, esto no es más que generar jugosas ganancias”, señaló el Pastor de Nuestra iglesia a los miles de feligreses congregados en este día.

En cuanto a la privatización del IMSS señaló que existen personas luchando para no perder sus fuentes de trabajo; “Es lo mismo que ahora ocurre con los maestros, que a causa de un examen ponen en riesgo su trabajo”, por ultimo mencionó que nuestros hijos van a pagar las consecuencias de estas privatizaciones, pues existe una estructura de terror en este país a al que pertenecen los políticos y ahora también el Ejercito Mexicano.

Mencionó que actualmente en el país existen más de 200 mil muertes impunes, y que todo aquel que no pertenezca silencioso ante esta barbarie será dichoso, recalcó también no tomar el novenario como uno más y ver que ocurre el próximo año, “El evangelio no es para sentir bonito y decir ya estoy en el cielo, si yo hiciera eso estuviera haciendo mi propia condena, tenemos que pensar, reflexionar y reaccionar”, concluyó.

Previo a concluir la celebración, nuestro Obispo recordó el signo del día, pues trataba de anotar en un papel lo que para nosotros es difícil desprendernos y así compartirlo con el prójimo para hacer que nuestro corazón no contribuya en la desigualdad.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE