Imiten a San Francisco de Asís

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

En la celebración solemne nuestro Obispo Raúl Vera desmenuzó la vida y obra del fraile a quien destacó como ejemplo de sencillez, humildad y un ser humano que valoró la naturaleza

051016sanfrancisco4

Participantes en la Eucaristía niños, adultos, adultos mayores, familias completas

Con el fervor y devoción a San Francisco de Asís, cientos de saltillenses se congregaron durante la fiesta patronal. Desde temprana hora del martes los files visitaron el templo ubicado en el centro de Saltillo, para agradecer con una veladora, flor o milagro, la intercesión recibida.

Durante el día, cientos de saltillenses se arrodillaron ante la figura de San Francisco, hombres, mujeres, adultos mayores, familias completas, grupos de danza, que año tras año muestran su cariño hacia el fraile que con su ejemplo de vida de despojarse de lo material para vivir de la forma más humilde, sigue figurando entre las multitudes como un gran predicador.

La celebración solemne fue presidida por Monseñor Raúl Vera López, y los frailes franciscanos Jesús Mendoza Barragán, fraile guardián, sus compañeros Víctor Manuel Ansures, Filiberto Dorantes, Juan Jesús López y Manuel Ramírez, así como el párroco de Catedral Plácido Castro, y el vicario Guillermo Alvarado.

Con un templo abarrotado, después de escuchar la Liturgia, Fray Raúl Vera, ligó la situación actual en el ejemplo de vida del santo. “Estas palabras de nuestro señor Jesucristo nos pueden ilustrar para entender de manera más profunda el significado que tiene no sólo para la iglesia, sino para la vida entera, la vida y obra de San francisco de Asís. En primer lugar nuestro señor dice padre yo te bendigo porque estas cosas se las has revelado a la gente sencilla, a los más pobres, a los insignificantes, ¿qué les ha revelado el reino de Dios?, todo lo que se refiere a la construcción del mundo y la tierra para que en esta tierra se establezca el reinado de Dios, que todos vivamos conforme a su voluntad, que todos construyamos la tierra como Dios quiere, no así, conocen a los que se sienten sabios a sus propios ojos que se fían de su poder sea político, económico, político, sea militar para imponer con la violencia aquello que a ellos le conviene, eso es no entender nada del reinado de Dios, quienes entienden el reino de Dios saben que esta tierra es de todos y para todos”.

Sin embargo, en nuestros tiempos existen grupos que trabajan por acumular riquezas, utilizar compadrazgos para enriquecerse ilícitamente, ver por un sector pequeño de la población, lo cual hace que la mayoría tenga una vida pobre. “Los soberbios no distinguen el sufrimiento de los demás, no distinguen a la estructura social que produce a los hambrientos, que produce a los sedientos, a los sin techo, el mundo sólo para ellos, nos distingue que padezca el otro o no padezca…  Los bienes que Dios puso en esta tierra todas y todos tienen derecho a gozarla y a compartir con ella, cuando en la tierra se acumulan las cosas en unas cuantas manos mucha gente padece hambre, mucha gente no tiene casa, mucha gente no tiene un trabajo digno porque a base de los salarios injustos es como se acumula el dinero en pocas manos”.

051016sanfrancisco2

La imagen de San Francisco de Asís fue contemplada en su día

Invitándonos a ser laicos sujetos en la sociedad, como lo fue San Francisco de Asís, cuando Dios le pidió que reparará su casa porque se estaba derrumbando. “Francisco si vio que estaba muy chiquita y descuidadita la iglesita de San Damián, pero el señor no le estaba hablando de esa casa, le hablaba de su iglesia, en esos momentos se vivía en una  incomprensión de poder y del dinero,  se habían alocado por unos capos de la iglesia y estaban poniendo malos ejemplos… Nuestro padre Francisco se deshizo de cualquier signo de lujo, el vivió en la vida regalada un tiempo pero entendió y decidió deshacerse de todo lo que significaba ser superior y por eso él también a los discípulos que quisieron seguirlo y vivir con la alegría que él vivía, el les enseñó a predicar la conversión, el les invitó a que fueran ellos mismos vivieran la penitencia y vivieran en una conversión hacia la comprensión de esas cosas que son las cosas del reino y todos tenemos que saber”, comentó.

Habló también sobre la importancia de las congregaciones como la de Santo Domingo que es contemporáneo de San Francisco, a ambos les tocó la misión de trabajar directamente con la comunidad de sus tiempos, como hoy nos invita el Papa Francisco a salir a las periferias existenciales, es decir, con los migrantes, las mujeres maltratadas en su hogares o centros de trabajo, con los pobres, las personas que no tienen oportunidad de crecimiento, no cuentan con un salario y vida digna. La vida de San Francisco y Santo Domingo se enfocaron a luchar contra la herejía, el poder, la ambición, por ello nuestro pastor agradeció a los frailes franciscanos la invitación para celebrar la vida, la misión evangelizadora de San Francisco que después de 800 años persiste en la historia de la humanidad, “Hermanos imitemos, sigamos su vida, seamos cristianos porque él era primero un cristiano y como iba entendiendo el Evangelio lo vivía radical”.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE