Iglesia pobre al servicio de los pobres

Adalberto Peña

 adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

«Es necesario un cambio de mentalidad para redescubrir lo esencial y darle cuerpo y efectividad al anuncio del Reino de Dios» Papa Francisco, mensaje para la III Jornada Mundial de los Pobres.

 

El sistema mexicano va contra el evangelio y produce pobres. Fotografía: Adalberto Peña

Una porción muy significativa de las personas que viven en situaciones de pobreza en la Diócesis de Saltillo, fue invitada la mañana del 16 de noviembre para recibir un desayuno que ofrece la Pastoral Social en conjunto con las Caritas de algunas parroquias de las vicarías instaladas en Saltillo para celebrar la Jornada Mundial de los Pobres, instalada en 2017 por el Papa Francisco.

El evento tuvo lugar en la Casa San José, en el centro de la ciudad, hasta donde llegaron hombres y mujeres en situación de pobreza y con problemas de salud sin importar las temperaturas bajas que predominan en esta temporada del año. Colaboradores y voluntarios estuvieron siempre al servicio de las invitadas e invitados para hacerles más agradable la estancia.

Los presbíteros Fernando Liñán y Pedro Pantoja, quienes encabezan la Pastoral Social, dieron la bienvenida a quienes atendieron a la invitación. Al momento que se servía fruta, galletas, ponche y café, se recordó el motivo de la convivencia, recalcando la sintonía que se tiene con la Iglesia en el mundo entero.

“Hoy nos unimos a la Iglesia Universal en esta Jornada Mundial de los Pobres. El Papa Francisco nos dice en el Evangeli Gaudium que se necesita una Iglesia Pobre al servicio de los pobres y desde esa identidad que necesita la Iglesia, es desde donde queremos compartir con ustedes» mencionó Fernando Liñán.

Por su parte, el padre Pantoja recordó que la forma que tiene Jesucristo para expresar su palabra es a través de la compasión y la solidaridad, valores en donde se encuentra la verdadera comunión: » Cuando Jesús nos llama a hacer felices a los pobres, no es solo darles un taco, no se trata de llevar una despensa, a veces con gorgojos,  sino eliminar la pobreza, buscar programas que desde la sociedad nos ayude a mejorar la situación». Advirtió.

En sintonía con el mensaje del Papa Francisco, con motivo de esta III Jornada Mundial de los Pobres donde menciona que «todos los días nos encontramos con familias que se ven obligadas a abandonar su tierra para lograr formas de subsistencia en otros lugares…» , Fray Raúl Vera López, O.P., obispo de esta diócesis, mencionó que actualmente el sistema social del país está creando más pobreza, como la creación de una «ciudad modelo» en Derramadero que pretende tomar agua de un acuífero sobrexplotado, dejando sin agua a las zonas rurales de Parras y General Cepeda obligándoles, tarde o temprano, a migrar para sobrevivir.

Estas acciones son evangelizadoras para quienes colaboran en la Pastoral Social. Fotografía: Adalberto Peña

Aprovechó la ocasión para invitar a quienes trabajan desde la Pastoral Social a pensar en grande para poder recibir a más personas en eventos de este tipo: «Debemos empezar a ponerle producción a esto. Para vender algo le ponen ganas, nosotros para anunciar el Evangelio debemos ponerle ganas. No se trata de exhibir a los pobres sino de hacer acciones evangelizadoras. Tenemos que movernos».

El Papa Francisco tituló su mensaje para esta jornada «La esperanza de los pobres nunca se frustrará» que cita al Salmo 9 y que según el pontífice llena de fe el corazón de las personas que «a causa de la injusticia, el sufrimiento y la precariedad de la vida, han perdido la esperanza».

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE